PP y Foro califican de «desastre» la falta de conexiones aéreas desde Asturias

Responsabilizan al Gobierno regional del fracaso del concurso para promocionar nuevas rutas a Madrid y Barcelona

I. V. GIJÓN.

PP y Foro arremetieron ayer contra el Gobierno regional, al que responsabilizan del fracaso del concurso para promocionar nuevas conexiones aéreas con Madrid y Barcelona, dotado con 1,4 millones de euros y que el viernes fue declarado desierto. La portavoz de Foro en la Junta General del Principado, Carmen Fernández, criticó su «absoluta pasividad» frente a «un aislamiento que agudizará el declive económico y social de Asturias».

La diputada regional recordó que su grupo «lleva tiempo exigiendo vuelos que permitan a los asturianos estar bien conectados, y a precios asequibles». En este sentido, aseguró que «hemos dicho hasta la saciedad que el Gobierno de Javier Fernández debe hacer el mayor de los esfuerzos para lograr esas conexiones, pero no ha servido para nada». Y se preguntó «por qué las tienen otras comunidades vecinas como Cantabria o el País Vasco y nuestro aeropuerto sigue desierto». Dijo que «la incompetencia de un ejecutivo que no escucha a los ciudadanos, que claman por soluciones urgentes, perjudica los intereses de miles de asturianos que vuelan a diario por negocios y a los estudiantes que viven fuera del Principado, además del daño irreversible que supone esta situación para el sector turístico».

Fernández instó a establecer condiciones «que favorezcan la libre concurrencia y la competitividad entre las compañías aéreas, buscando un equilibrio entre las tradicionales y las 'low cost'», para que «quienes vuelan a diario a Madrid, Barcelona o cualquier otro destino puedan hacerlo a precios asequibles». También consideró necesario ampliar la oferta a rutas internacionales como Düsseldorf, Stuttgart o Ámsterdam, «que son destinos que darían un impulso a nuestro sector industrial».

Por su parte Pedro de Rueda, del PP, consideró que el fracaso del concurso público para las nuevas conexiones «es un desastre, como lo es en general la gestión aeroportuaria del Gobierno regional. Ya advertimos de que como estaba formulado se dejaba fuera a la mayoría de las compañías. La situación es indefendible, con cero vuelos internacionales y las peores conexiones nacionales».