«El frío es más perjudicial para la salud de los mayores con otras patologías»

La presidenta de la Federación de Asociaciones de Personas Mayores, Dolores San Martín. / P. LORENZANA
La presidenta de la Federación de Asociaciones de Personas Mayores, Dolores San Martín. / P. LORENZANA

«Los pensionistas fuimos y somos el baluarte para que las siguientes generaciones salgan adelante. Sin ellas, ¿qué habría sido del país?»

AIDA COLLADO GIJÓN.

Nació en 1952, en León, donde sus padres vivieron temporalmente por trabajo, aunque desde niña vive en el Oviedo de sus raíces, donde colaboró con los fundadores de la Federación de Asociaciones de Mayores del Principado de Asturias desde su fundación y que preside desde hace once años. Son muchos y transversales los problemas que preocupan a la tercera edad asturiana. De buena parte de ellos, charló la semana pasada con el consejero de Sanidad, Francisco del Busto. Por todos ellos, los que salieron a colación y los que no, seguirá luchando.

-Han hablado del proyecto de ley de Salud.

-Hemos quedado con el consejero en realizar algunas aportaciones, así que el día 21 compareceremos a las 11.30 horas, en la Junta General.

-¿Qué frentes atacarán?

-Lo que queremos es que se profundice en el tema de la prevención. Consideramos que prevenir es mejor que curar. Por esa razón, también nos preocupan mucho las listas de espera. Lo normal es que se atienda a todos los pacientes en un tiempo razonable, porque un retraso excesivo, sobre todo si hablamos de personas mayores, puede provocarles una incapacitación. Se meten en casa y entran en una situación de agobio y depresión que a veces no es reversible por la demora en intervenciones insignificantes. Nosotros no percibimos que los tiempos se estén acortando, aunque nos consta que la consejería prevé que lo irán haciendo. Y también nos preocupa la falta de profesionales y la dificultad de la Sanidad asturiana por cubrir algunos puestos.

-Representa a uno de los colectivos que más han sufrido por la crisis. ¿Cómo ha cambiado la vida del jubilado?

-Con la crisis los jubilados se dieron cuenta de que con la pensión podían ayudar a sus hijos. Las pensiones han pagado muchas hipotecas. Han tenido que luchar por su mantenimiento, para que subieran con el IPC. Aunque parece que las cosas se van arreglando poco a poco, seguimos con nuestras movilizaciones. Fuimos y somos el baluarte para que las siguientes generaciones puedan salir adelante. ¿Qué habría sido del país sin las pensiones? Dan estabilidad y son indispensables para ayudar a la familia hasta que vuelva a haber salarios dignos. Además, somos un colectivo que va en aumento y no podemos olvidar que también generamos riqueza. Movemos mucho dinero. Quienes no ayudan a sus hijos, viajan o van a comer... Incluso con las subvenciones que recibe nuestra federación lo que hacemos es dar trabajo. El trimestre pasado lo cerramos con 23 monitores contratados para dar talleres.

-Con 2019, la base reguladora de la pensión de viudedad ha subido al 60%. Aún queda lejos del 75% que ustedes reclaman.

-Y por eso seguiremos con el 'planning' de concentraciones. Vamos dando pasos poco a poco, pero seguiremos siendo reivindicativos. Luchamos por una pensión digna y por ello nos concentraremos el martes en Siero. Continuaremos haciéndolo, hasta que obtengamos el compromiso de una subida estable con el IPC. Hasta que los miembros del Pacto de Toledo de verdad se impliquen y se cumpla con su labor de velar por las jubilaciones.

-Los retrasos de la Ley de Dependencia también han hecho mella.

-Sí, aunque creo que ahora están yendo un poco mejor. No somos de las comunidades que estamos peor en este sentido. Aún así, hace unos cuantos años de la ley y ya debería estar plenamente desarrollada.

«Pasan frío»

-En uno de cada diez hogares asturianos se pasa frío. ¿Se acentúa el problema entre la gente mayor?

-Voy a poner un ejemplo: sabemos que hay gente que va a gimnasia o a otras actividades de los centros sociales por la mañana, a primera hora, para poder ducharse allí. Es algo que detectamos hace un año. Con eso, lo digo todo.

-¿Qué medidas podrían articularse para luchar contra la pobreza energética?

-Existe el bono social, que es una medida acertada, pero no llega a todos. Aún recuerdo las colas infinitas para solicitarlo este año. Hay mucha gente en Asturias que necesitan esa ayuda, que pasa frío, no tiene agua caliente, no prende la luz. La luz es cara y cuando se depende de radiadores eléctricos, es más difícil poder sufragarla. Las eléctricas deberían hacer algo para reducir el precio. Las pensiones no dan para todo. Y la gente mayor, en muchas ocasiones, viven en pisos con muchos años, sin las comodidades de los de ahora. Es un problema que hay que solucionar de manera definitiva.

-Haya los casos que haya, lo que está claro es que a una edad avanzada puede provocar más complicaciones.

-Efectivamente. Una persona joven coge un resfriado y se recupera. Una persona mayor, que sigue pasando frío, tarda mucho más en curarse y puede sufrir consecuencias mucho más perjudiciales para su salud y complicaciones de otras patologías. Al final, todo se reduce a conseguir unas pensiones dignas, que se puedan administrar de forma lógica.