Genaro Alonso valora de manera «positiva» su labor al frente de Educación

El consejero de Educación en funciones, Genaro Alonso./Luis Santiago
El consejero de Educación en funciones, Genaro Alonso. / Luis Santiago

El consejero en funciones confirmó que no repetirá en la próxima legislatura y se marcha satisfecho de haber llevado «el testigo un poco más allá» en los objetivos fijados

EFE

El consejero de Educación en funciones, Genaro Alonso, ha afirmado este lunes que no repetirá en el cargo, ya que el compromiso adquirido había sido con el actual presidente del Principado, Javier Fernández, durante cuatro años. Ha asegurado irse de su puesto satisfecho por haber llevado «el testigo un poco más allá» en los objetivos marcados.

En unas declaraciones remitidas por el Gobierno en el marco de la participación en el depósito de los fondos del Servicio de Inspección Educativa en el Archivo Histórico de Asturias, Alonso ha señalado que Javier Fernández «se va por razones conocidas y obvias» y que, por tanto, él ha tomado la decisión de seguir sus pasos.

El titular de Educación, que abandonará su puesto en cuanto se forme el nuevo Gobierno en Asturias, ha reconocido que trabajar junto a Fernández «ha sido una satisfacción enorme», por su «capacidad inmensa, de talante casi inigualable».

Respecto al trabajo realizado en la consejería que dirige durante estos años, ha asegurado que ha sido «positivo». «Hemos conseguido llevar el testigo un paso más allá» ha afirmado, para mencionar «hitos» en la FP dual, o en el convenio con la Universidad de Oviedo, pasando por la última convocatoria de oposiciones de este sábado, aunque ello no implique que no haya «aspectos que mejorar».

Respecto a las oposiciones, ha realizado un balance «muy positivo» en términos organizativos, ya que por primera vez los opositores pueden acceder a toda la información relativa a las pruebas de manera telemática a través de 'educastur'.

De las pruebas de este sábado ha destacado Alonso que «no hubo incidencias reseñables», y que «todo ha funcionado de forma razonable y bien». «Ciertamente habíamos puesto mucho empeño en la planificación del proceso selectivo a tenor del numero abultado de aspirantes que esperábamos», ha señalado.