«Grave carencia» de Adiro y genéricos del corazón en las farmacias asturianas

«Grave carencia» de Adiro y genéricos del corazón en las farmacias asturianas
Los farmacéuticos Alejandro Sacristán y Raquel Fernández muestran cajas de Adiro y genéricos del corazón. / JOAQUÍN PAÑEDA

Cofas alerta de «roturas de stock» en varios de los fármacos con los que suplía desde el verano pasado la escasez de ácido acetilsalicílico

LAURA FONSECA GIJÓN.

La falta de Adiro se ha agravado en las farmacias de la región. Los problemas de escasez de este medicamento, que se emplea para la prevención de infartos e ictus fundamentalmente, comenzaron el pasado junio a lo ancho y largo del país y aún no se han resuelto. Pero en las últimas semanas la situación se ha «agravado», ya que han empezado a escasear también algunos de los genéricos que se empleaban para suplir al Adiro 100 y a su principio activo de ácido acetilsalicílico.

Más

La Cooperativa Farmacéutica, Cofas, estima que estamos ante «un problema grave, creciente, global y complejo». Del total de unidades de Adiro que la entidad solicita «hemos recibido un 70% menos», reconoció el presidente de Cofas, Juan Ramón Palencia, quien también confirmó «la rotura de los stocks» en otros fármacos que se emplean como sustitutos. En Asturias se consumen mensualmente 50.000 cajas de Adiro, que se prescribe para mejorar el riego sanguíneo. Conocido también como aspirina infantil, es desde hace mucho tiempo uno de los medicamentos más demandados y consumidos, por encima, incluso del Nolotil (analgésico) y el Orfidal (ansiolítico).

Los pacientes se despistan

Los problemas de suministro por parte de Bayer, el laboratorio responsable de su producción a nivel mundial, han hecho que las farmacias de Asturias y del resto del país dispongan de menos existencias. «Ahora mismo yo solo tengo una unidad», indicaba Juan Roces, secretario del Colegio de Farmacéuticos de Asturias, con una farmacia en Sotrondio. No obstante, y con el fin de «no preocupar a los pacientes», Roces remarcó que «aunque hay estamos teniendo algún problema también con los genéricos, ningún enfermo se queda sin la medicación». El problema, admite, «es que todo esto obliga a cambiar las presentaciones y eso puede ser un handicap a la hora de cumplir los tratamientos pautados porque los pacientes, sobre todo los mayores, se despistan».

El origen de desabastecimiento está, según el presidente de Cofas, en «la concentración de la producción de principios activos y el bajo precio de algunos medicamentos». Según la Agencia del Medicamento, en España hay problemas con 390 presentaciones.

Síguenos en: