El grito de guerra con el que los operarios retiraron las rocas en Pajares