La Guardia Civil investiga posibles infracciones de los dueños de los Lamborghinis

Varios de los Lamborghinis, aparcados en el Parador de Corias, en Cangas del Narcea. / E. C.

Se descarta que el accidente sufrido por uno de los conductores el lunes en el Fitu fuera por una carrera

G. P. / P. S. / B. G. H.PARRES.

La aventura por las carreteras asturianas de una decena de Lamborghini se topó ayer con el alto de la Guardia Civil. Ocurrió durante la mañana, a la salida de La Roza, en el concejo de Parres, donde los agentes procedieron a detener los coches en el arcén a fin de efectuar las pertinentes comprobaciones. Fueron los propios conductores los que compartieron estos hechos en sus redes sociales, acompañando sus publicaciones con las etiquetas 'naughty boys' (chicos traviesos) o 'police brutality' (brutalidad policial).

La Guardia Civil ha terminado por abrir una investigación con el fin de determinar si cometieron alguna infracción. Desde la Benemérita indican además que todos los participantes en este particular 'tour' por las carreteras del Oriente han sido identificados. No obstante, según ha podido saber este periódico, los integrantes del grupo no habrían participado en ningún tipo de carrera, como en un principio se pensó a tenor de los vídeos grabados por diferentes testigos.

El periplo asturiano de este grupo de británicos, conductores de coches de lujo, cumplió ayer el tercer día de ruta. La tarde del lunes protagonizaron un accidente en la carretera del Fitu, donde uno de ellos -un Lamborghini Aventador de matrícula XAS5- sufrió una salida de vía a la altura del kilómetros 10,9, poco antes del mirador. Uno de los ocupantes resultó herido al impactar contra el cristal y también el vehículo sufrió desperfectos en la luna delantera.

Minutos antes del percance, los vehículos de alta gama fueron grabados por unos conductores que circulaban por la misma carretera del Fitu. En su vídeo, convertido en viral en las últimas horas, puede verse a los deportivos realizar adelantamientos en zonas de curvas e incluso con línea continua. Ya en ese momento la Guardia Civil recibió aviso de su presencia en la vía, por lo que desplazó a varios agentes a la zona.

Más información

Ayer, en Corias

Los integrantes de este peculiar 'tour' en coches de lujo se encontraban alojados en un resort de cinco estrellas de Cofiño (Parres). Durante estos días, su afán por compartir su aventura en redes sociales permitió situarles en más enclaves de la cornisa cantábrica, desde Cantabria a la autovía A-8 a su paso por Llanes, así como la AS-114 entre las Peñamelleras y Cabrales o la zona de Riaño, ya en León. Ayer, pusieron rumbo al suroccidente asturiano, adonde llegaron a última hora del mediodía, delatando el rugido de sus motores su paso por Cangas del Narcea. Sus coches llamaron la atención de numerosos amantes del motor que se acercaron al Parador de Corias para ver de cerca tan ostentoso vehículos. Los ingleses rehusaron narrar su aventura por tierras asturianas. Según ha podido saber EL COMERCIO, su estancia en la región llegará hoy a su fin.