«Hacemos 20.000 horas extra al año», protestan los empleados de las ITV

Movilización de los trabajadores de las estaciones asturianas de la ITV en Oviedo. / MARIO ROJAS
Movilización de los trabajadores de las estaciones asturianas de la ITV en Oviedo. / MARIO ROJAS

La plantilla urge reducir las tasas de interinidad, solucionar las carencias de personal y recuperar la jornada de 35 horas semanales

LUCÍA R. LORENZOOVIEDO.

Reducir las tasas de interinidad, solucionar las carencias de personal y recuperar la jornada de 35 horas semanales son las reivindicaciones de la plantilla de ITVASA, la empresa pública que gestiona las estaciones de inspección técnica de vehículos en Asturias. Trabajan en ella alrededor de 240 trabajadores, de los que 50 son interinos. Además, «hacemos 20.000 horas extra al año», denunció Joaquín Migoya, representante de los trabajadores, durante la concentración frente a la sede de la Consejería de Industria, Empleo y Promoción Económica del Principado, ante la que desplegaron pancartas e hicieron patentes sus quejas con pitadas. «Hay mucho personal con contratos de interinidad que podían estar realizando un trabajo como una persona con contrato indefinido. Nos arreglamos como podemos para que el servicio funcione con normalidad y para que las movilizaciones impacten lo mínimo en el cliente», señaló Migoya.

A la concentración de ayer le seguirán las previstas hoy -de 13.15 a 14.15 horas- en las estaciones de Gijón, Oviedo, Avilés y Parque Principado. Además de estas actuaciones, la plantilla tiene previsto reunirse con la dirección de ITVASA el próximo lunes 16 de septiembre. También esperan que esta situación tenga una respuesta «de carácter político» por parte del Principado debido a la titularidad pública de la empresa. Por ello, solicitan tener una reunión con la Consejería de Presidencia y la de Industria «que son las que tienen que tutelar y asumir la responsabilidad respecto a la situación que están viviendo los trabajadores de la ITV», explicó Manuel Pérez Uría, secretario de Acción Sindical de la Federación de Industria de Comisiones Obreras. De no producirse este encuentro, y en el caso de que el Principado no atiende sus reivindicaciones, el personal advirtió de que irán a huelga. «Los trabajadores pueden tener aguante, pero hasta un límite. Si no, nos veremos obligados a plantear nuestras reivindicaciones de una forma mucho más patente», sostuvo Pérez Uría. Una vez finalice el calendario de concentraciones, «nos sentaremos y evaluaremos el resultado de estas movilizaciones y a partir de ahí veremos si éstas han sido suficientes o no y tomaremos las decisiones que consideremos oportunas», especificó Pérez Uría.

Por otro lado, Cristina Esteban, de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) anunció que «en la próxima reunión vamos a aportar los informes jurídicos que ratifican la posibilidad de sacar a oferta pública de empleo las plazas que hay en situación de precariedad». Esteban recordó que «mantener este servicio público es esencial. Lo necesitan no solo los particulares sino también la industria en general del transporte». Respecto a la jornada de 35 horas semanales, subrayó que «los trabajadores tienen derecho a ello».