Los hoteleros recurren el concurso del Imserso por «deficiencias económicas»

Aseguran que la subvención pública solo supone el 20% del precio de cada paquete y que no tiene en cuenta los convenios del sector

E. C. GIJÓN.

Los paquetes vacacionales que pone en marcha el programa de Turismo Social del Imserso pueden estar en peligro. La Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos presentó ayer un recurso ante el Tribunal Central de Recursos Contractuales contra los pliegos de dicho programa al entender que contienen «graves deficiencias económicas» que perjudican al sector y que no tiene en cuenta los convenios colectivos que afectan a unos 12.000 trabajadores.

El programa, que beneficia a casi un millón de pensionistas, afecta a 350 hoteles de todo el país. En opinión de la patronal, el mantenimiento del empleo «debería ser un pilar básico en este programa», por lo que consideran «una obligación para los redactores» el análisis de los costes laborales. Así, indican, a modo de ejemplo, que en un hotel de cuatro estrellas de 200 habitaciones con el cien por cien de ocupación a cargo del programa del Imserso, el salario bruto medio mensual que se podría pagar a los trabajadores no superaría los 996 euros, según las condiciones del pliego. Pero los salarios que prevé el convenio colectivo oscila entre 1.064 euros para los auxiliares y 1.447 para los jefes de departamento.

Los hoteleros también critican que a ningún otro agente del programa, como a las agencias de viaje, compañías aéreas, Renfe o empresas de transporte, se les exige vinculación alguna con el mantenimiento de empleo.

El sector también apunta que la subvención pública es «absolutamente residual», pues supone el 20% del precio de cada paquete. Desde la confederación hotelera explican que, «en realidad, el usuario es el que paga el 80% de un precio ficticio, pues, si se hicieran los cálculos a los precios del mercado, tal y como obliga la Ley de Contratos del Sector Público, nos daríamos cuenta de que quienes están financiando realmente el mantenimiento de este programa son las propias empresas hoteleras».

Por su lado, el responsable nacional de Hostelería y Turismo de Comisiones Obreras, Gonzalo Fuentes, reclamó ayer una «solución pactada» sobre este problema para evitar que «llegue a un pleito». En su opinión, las partes han de buscar una solución para que «no se pierda» la próxima temporada de vacaciones debido a la paralización de la adjudicación del concurso. Y recordó su importancia para el empleo.