Javier Fernández: «Gijón no sería como es sin Tini»