«Quien no se considere un objetivo comete un terrible error, todos lo somos»

Jorge Oteo, director de Tecnología de Vocento se dirige a los asistentes a las jornadas de la EPI y Castroalonso. / A. FLÓREZ

El director del Centro Nacional de Excelencia en Ciberseguridad advierte de que los delincuentes «con poco riesgo obtienen mucho beneficio»

A. COLLADO GIJÓN.

Todos los ponentes de las jornadas sobre Ciberseguridad que acogió ayer la EPI de Gijón concidieron en destacar lo fácil y rentable que, lamentablemente, es delinquir en el ciberespacio. «Con muy poco riesgo puedes generar muchísimo beneficio si cometes un ilícito. Así que hay gente, grupos, naciones, que lo hacen», advirtió el director del Centro Nacional de Excelencia en Ciberseguridad (CNEC) y jefe del Área de Seguridad de la Información en la Dirección General de la Guardia Civil, Enrique Ávila. Es algo que afecta a todos. Así que «quien no se considere un objetivo comete un terrible error, porque todos somos objetivos en la red y todos podemos ser ciberatacados», indicó. Por eso hay que tener en cuenta que el autor de ese ataque «puede ser el competidor de la esquina de al lado, que te quiere echar del mercado». Él animó a denunciar, «aunque solo sea por las estadísticas y podamos tomar decisiones sobre los recursos a asignar a la persecución de delitos en la red».

Lo cierto es que los casos que se resuelven no son muchos. La inspectora de la Policía Nacional en excedencia y exjefa del grupo de investigación en redes sociales de la Policía, Silvia Barrera, cifró en solo un 3% las denuncias esclarecidas, «bien porque ni siquiera llegan al juzgado o porque los autores se esconden en países del norte de África, Asia o China. Lo peor que hacen las víctimas es «no conservar la evidencia digital». Ante, por ejemplo, una amenaza en redes sociales, muchos «hacen una captura de pantalla, que no vale jurídicamente, o esperan a denunciar para acudir de nuevo al perfil y comprobar que ya han borrado el comentario». Por otra parte, defendió que el 95% de los ataques son consecuencia de un error humano, de una negligencia, y no de un fallo real del sistema: «Whatsapp es seguro, pero no el uso que hacemos».

El delegado de Coordinación y Estrategia Universitaria de la Universidad de Oviedo, Xabiel García Pañeda, cree que aún «se cuenta poco lo que realmente está pasando», ya que la ciberdelincuencia «es un riesgo real». Un riesgo del que «no estamos siendo lo suficientemente conscientes», ya que «nos falta experiencia, estas tecnologías cambian muy rápido y no nos adaptamos a la suficiente velocidad». Sobre prevención charló, más tarde, el director de Tecnología de Vocento, Jorge Oteo.