Las cinco noches del asturiano perdido en el Himalaya

Nuevas imágenes de la supervivencia del parapentista asturiano José Luis Bernal | «Quedé atrapado en una inmensidad de valle. Por momentos pensé que no volvería a ver a mi familia», contó a EL COMERCIO tras ser rescatado

José Luis Bernal se fotografía en su refugio. / E. C.
PABLO SUÁREZ

Fueron cinco días con sus respectivas cinco noches a la más absoluta intemperie. Una aventura ahora reducida a anécdota superlativa que bien le podía haber costado la vida al sierense José Luis Bernal, quien se encontraba sobrevolando en parapente la cima del Big Face indio, en un extremo de la cordillera del Himalaya, cuando una tormenta lo desvió del lugar en el que tenía previsto aterrizar. El viento quiso que 'Chelui' como lo conocen sus amigos, terminase tocando tierra en uno de los inmensos valles característicos de la zona. «Aquello era un caos de bloques de piedra. Eran kilómetros y kilómetros absolutamente abruptos y yo solo tenía mi equipo de vuelo, una ciruela, dos almendras y una barrita de cereales. Pensé que no volvería a ver a mi familia», explicó a EL COMERCIO horas después de ser rescatado.

Uno de los improvisados refugios naturales en los que se resguardó José Luis Bernal durante sus cinco días de supervivencia extrema.
Uno de los improvisados refugios naturales en los que se resguardó José Luis Bernal durante sus cinco días de supervivencia extrema. / E. C.

Ahora, cuando se cumplen casi dos semanas de su vuelta a casa, este periódico ha podido hacerse con diferentes vídeos e imágenes que bien podrían componer el diario de a bordo de este ejercicio de extrema supervivencia protagonizado por el asturiano. En estos documentos, Chelui narra en primera persona cada uno de sus intentos por salir del lugar en el que se encuentra perdido. «Hoy he intentado seguir una especie de sendero y me he encontrado con que ha sido cortado por varios derrumbes de terreno. Llevo tres días sin comer y esto empieza a ponerse feo», cuenta a la cámara en uno de los vídeos.

José Luis Bernal, intentando por evitar la hipotermia.
José Luis Bernal, intentando por evitar la hipotermia.

Por su parte, las fotografías también dan buena cuenta de como fueron esos cinco largos días en condiciones extremas, y cómo, gracias a una fe extrema en sus posibilidades de supervivencia, Bernal trataba de aguantar el mayor tiempo posible en buenas condiciones tanto físicas como mentales. «La esperanza se iba y venía por momentos», cuenta.

Noticias relacionadas

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos