El juez cancela una deuda a una gijonesa al aplicar la Ley de Segunda Oportunidad

El juez cancela una deuda a una gijonesa al aplicar la Ley de Segunda Oportunidad

Dieciocho acreedores le reclamaban 72.709 euros y el magistrado dictó el «beneficio de exoneración del pasivo insatisfecho»

MARCO MENÉNDEZ GIJÓN.

Una gijonesa separada y con tres hijos, a la que dieciocho acreedores le reclamaban una deuda de 72.709 euros, ha quedado exonerada de los pagos pendientes después de que el Juzgado de Primera Instancia número 7 de los de Gijón aplicara la Ley de Segunda Oportunidad y dictara el «beneficio de exoneración del pasivo insatisfecho». Se trata de un mecanismo de segunda oportunidad previsto en la Ley Concursal mediante el cual, el deudor que haya liquidado la totalidad de su patrimonio en beneficio de sus acreedores puede verse liberado de la deuda. Eso sí, solo se admite la solicitud de los deudores de buena fe.

En este caso, la gijonesa M. A. acudió al despacho especializado Repara tu deuda, ya que con un sueldo de 1.200 euros mensuales y cien euros de ayuda por familia numerosa llegó el momento en el que no podía hacer frente a sus gastos primarios: «De pronto, me vi sin poder pagar las necesidades básicas, como el piso, el colegio o la alimentación», explicó. Además, apuntó que «gracias a la Ley de Segunda Oportunidad y a Repara tu deuda he vuelto a coger oxígeno; me veía ahogada y hasta que no supe de esta ley y encontré ayuda no sabía qué hacer».

En el Principado de Asturias son unas 165 las personas que han solicitado acogerse a esta ley debido a su sobre endeudamiento. Representan el 2,1% de toda España. Las regiones que superan a Asturias en el número de solicitudes de este tipo son Cataluña (3.023), Madrid (966), Comunidad Valenciana (832), Andalucía (505), Aragón (412), Castilla y León (295), Castilla-La Mancha (224), Galicia (218), Baleares (196) y País Vasco (193).

El despacho de abogados explica que esta ley permite exonerar a particulares y autónomos del pago de deudas a acreedores siempre que se demuestre que previamente han actuado de buena fe e intentado llegar a un acuerdo con los acreedores para aplazar la deuda, fijar un calendario de pago inferior a diez años o pagarla mediante la cesión de bienes. Si no se logra el acuerdo, pueden solicitar un concurso de acreedores y, ante el tribunal, la exoneración de la deuda.

No se trata este del primer caso de aplicación de la Ley de Segunda Oportunidad en Asturias, pues el pasado mes de enero el despacho de Javier Dapena ya logró que otra gijonesa de 50 años y madre de una hija, a la que se le reclamaba un millón y medio de euros por haber avalado un crédito para la empresa de su exmarido, solo tuviera que pagar 8.000 euros.

No obstante, el caso que se dio a conocer ayer sí es el primero en el que se consigue la exoneración total de los pagos pendientes a los acreedores.

Desde que esta ley entrara en vigor en 2015, en España se han registrado 7.540 solicitudes para acogerse a sus beneficios. En países como Italia, Alemania o Francia, donde existen este tipo de mecanismos desde hace más de siete años, se contabilizan entre 100.000 y 180.000 casos al año.

Los profesionales reconocen que en España todavía hay mucho desconocimiento sobre la existencia de esta ley.

Temas

Gijón