La Justicia registra un aumento del 18% de víctimas de violencia machista

La Justicia registra un aumento del 18% de víctimas de violencia machista
Casilda Sabín, de Plena Inclusión, y Almudena Cueto, del Instituto Asturiano de la Mujer, en la presentación del programa para facilitar la detección de violencia de género en personas con discapacidad. / E. C.

699 mujeres presentaron en Asturias denuncias a lo largo del año por sufrir maltrato, revela el Consejo General del Poder Judicial

PABLO SUÁREZ GIJÓN.

La violencia machista sigue sin encontrar el pedal de freno en Asturias. Lejos de hacerlo, esta lacra social cada vez registra más víctimas. En el último año, fueron 699 mujeres las que sufrieron este maltrato machista en la región, un 18,1% más respecto al año anterior, en el que se constataron 592 casos. Se trata de un dato relativo y que esconde una realidad mucho más compleja, ya que la cifra se establece a partir de las denuncias registradas en los diferentes tribunales enfocados hacia este tipo de delitos. Y todavía hay víctimas que no se deciden a iniciar procesos por vía judicial.

Los datos, difundidos por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), no obstante, reflejan un considerable incremento de las denuncias por maltrato interpuestas en el Principado, que crecen un 22,6% hasta alcanzar las 765 acusaciones. Según los datos de este informe, la ratio de víctimas de violencia machista por cada 10.000 mujeres sufre un nuevo incremento en Asturias, superando las 10,97 del año pasado y alcanzando las 13,01, más de cuatro puntos por debajo del promedio nacional (17,10).

La región ocupa la cuarta plaza en este ranking, donde sobresalen comunidades como Islas Baleares, Murcia y la Comunidad Valenciana. Respecto a los territorios más próximos al Principado, Cantabria supera hasta en siete puntos la ratio asturiana (20,43), mientras que Galicia la reduce hasta un 10,7. Por su parte, en Castilla y León también bajan las estadísticas de la región, con 10,48 mujeres víctimas de violencia de género por cada 10.000.

229 solicitudes de protección

Los tribunales registraron 765 denuncias por este tipo de delitos, de las que las mencionadas 699 se referían a mujeres víctimas de violencia de género. De ellas, en 229 casos (un 32,8% del total), se solicitaron órdenes de protección dadas las características de los casos y el peligro considerado por los jueces. Un número de solicitudes bastante inferior al que se da en otras comunidades y que se traduce en un 75% de resoluciones adoptadas, mientras que el 25% restante acaba siendo denegada por diversos motivos.

El miedo de muchas mujeres a continuar un proceso judicial contra sus agresores provoca que muchos de estos casos no agoten los plazos jurídicos y sean archivados. Así lo reflejan los datos del Consejo General del Poder Judicial, que exponen que un 15,9% de las denunciantes se acogen a la dispensa respecto a su obligación de declarar como testigos.

La presidenta del Observatorio contra la Violencia Doméstica del CGPJ, Ángeles Carmona, valoró de manera el «importante» incremento de las condenas a maltratadores y de las medidas civiles y penales para la protección de las víctimas, así como el mantenimiento del porcentaje de órdenes de protección; aunque advirtió del «escaso» número de denuncias de familiares y pidió «mayor implicación».

Información accesible a personas con discapacidad

La directora del Instituto Asturiano de la Mujer, Almudena Cueto, y la gerente de Plena Inclusión Asturias, Casilda Sabín, presentaron ayer los materiales adaptados con un sistema de 'lectura fácil' sobre violencia de género que pretenden facilitar la detección y denuncia de este tipo de casos. El objetivo de esta iniciativa es favorecer la accesibilidad de los protocolos de actuación a personas con discapacidad intelectual, aunque también a personas con dificultades de comprensión de términos técnicos, inmigrantes que no dominan el idioma o personas mayores. «Las mujeres con discapacidad tienen el riesgo de sufrir una doble discriminación», advitieron desde ambas instituciones.

El material presentado adapta la información sobre violencia de género para hacerla más accesible a personas con discapacidad intelectual

Síguenos en: