María Luisa Carcedo afirma que se aprovecha «al máximo» la formación MIR para paliar la falta de especialistas

María Luisa Carcedo visita las intalaciones de la Finba./Pablo Lorenzana
María Luisa Carcedo visita las intalaciones de la Finba. / Pablo Lorenzana

La ministra de Sanidad subraya que la «simbiosis» entre la investigación biosanitaria y la sanidad pública permita la «universalidad» de los cuidados en el conjunto del Estado

AGENCIAS

La ministra de Sanidad en funciones, María Luisa Carcedo, ha asegurado este martes que actualmente se está aprovechando «al máximo» la capacidad docente del Sistema Nacional de Salud con las plazas que se han incrementado recientemente. En Asturias, ese aumento para el próximo curso se fija en un 16% de media, lo que, según sus palabras, ha supuesto un «salto cualitativo importantísimo».

La titular de Sanidad, que este martes ha visitado la Fundación para la Investigación e Innovación Biosanitaria (Finba) en Oviedo, ha asegurado ante las preguntas de los medios sobre la falta de especialistas, que el ministerio trabaja «de la mano» con las comunidades autónomas que adolecen esta falta de especialistas. Todo ello, ha explicado, con el objetivo de acoplar las previsiones del sistema con la formación de especialistas allí donde haya mayores carencias. Actualmente, ha subrayado, se está «aprovechando al máximo» la capacidad docente gracias al trabajo realizado con las comunidades de manera multilateral.

Por otra parte, Carcedo ha celebrado este martes que la «simbiosis» entre la investigación en el ámbito biosanitario y la sanidad pública permita la «universalidad» de los cuidados en el conjunto del Estado español, con independencia de la condición social de los pacientes y su lugar de residencia. En esta línea, ha ensalzado, durante su visita a la Finba, el conocimiento que se desarrolla en Asturias «para la mejora de las condiciones de vida de las personas».

El Sistema Nacional de Salud, ha dicho, es el «cliente principal» de esta industria investigadora. De la colaboración con la sanidad pública, ha agregado Carcedo, se benefician «46 millones de clientes» gracias a un sector que acapara el 20% del total de la innovación en España. Todo ello, ha dicho, hace que «cualquier nuevo medicamento o técnica» se pueda incorporar al Sistema Nacional de Salud «con carácter universal», siguiendo criterios de equidad.

Asimismo, esta relación entre la investigación y la sanidad permite que España cuente con «uno de los sistemas más eficientes» y que este sea el país «más saludable del mundo». Con una inversión de 70.000 millones de euros públicos en el sistema, ha añadido, España es capaz de alcanzar ese grado de «eficacia» y de tener «el carácter universal», algo que a su juicio «hay que preservar a toda costa».

Terapias CART contra el cáncer

La ministra también ha destacado que España es un país «puntero» en la aplicación de las terapias CART contra el cáncer, un tipo de célula del paciente que se modifica en el laboratorio para que ataquen células cancerosas. Este tratamiento, no disponible en Asturias, consiste en extraer sangre del paciente mediante una técnica que permite obtener linfocitos T, un tipo de células del sistema inmunitario, que se modifican genéticamente en el laboratorio para que sean capaces de destruir las células tumorales. «Somos el país que más ha avanzado en esta técnica y en la incorporación de esta nueva dimensión terapéutica. Por eso, tenemos que estar satisfechos de esa simbiosis entre la técnica y la innovación», ha puesto de manifiesto.

Tras visitar la Fundación para la Investigación e Innovación Biosanitaria (FINBA), la ministra realizará un recorrido por Candás donde un grupo de personas con discapacidad funcional del colectivo ASPAYM le ofrecerán una demostración de las posibilidades de los veleros adaptados. Otro servicio municipal que Carcedo conocerá será el proyecto 'Un mar sin barreras', un programa de apoyo al baño destinado a personas con diversidad funcional, a mayores y a aquellas que tienen movilidad reducida.