Yasmina Triguero accede a la alcaldía «con la puerta abierta para todos los castrillonenses»

Una vez elegida alcaldesa, Yasmina Triguero pronunció su primer discurso desde la presidencia del salón de plenos del Ayuntamiento. /
Una vez elegida alcaldesa, Yasmina Triguero pronunció su primer discurso desde la presidencia del salón de plenos del Ayuntamiento.

Elogia el trabajo de Ángela Vallina y asume el cargo recordando que «los ciudadanos nos piden que negociemos entre nosotros»

FERNANDO DEL BUSTOAvilés

Yasmina Triguero Estévez es desde ayer la alcaldesa más joven de Castrillón, sustituye a Ángela Vallina, que el pasado lunes registraba su renuncia como primer edil ante la imposibilidad de compatibilizar las responsabilidades de eurodiputada con el ejercicio de la alcaldía del concejo. De esta forma Izquierda Unida mantiene la alcaldía más importante que tiene en Asturias, la del séptimo concejo con más población del Principado.

Yasmina Triguero recibió los ocho votos de sus compañeros, dos más que los apoyos que tuvo el otro candidato, el popular Jesús Pablo González-Nuevo Quiñones, que sólo contó con el respaldo de su partido. Foro Asturias, PSOE y el edil no adscrito se abstuvieron. Al no lograr la mayoría absoluta que fija la ley, Triguero era nombrada alcaldesa al encabezar la candidatura del partido más votado en las elecciones municipales de 2011. Este es el resultado de la doble sesión plenaria de ayer con la que Castrillón primero confirmaba la renuncia de Angela Vallina a la alcaldía y, posteriormente, nombraba a su sucesora.

En su primer discurso como alcaldesa, Triguero elogió el trabajo de Angela Vallina y fijó las líneas del año que queda de mandato para el que se comprometió a trabajar «con humildad y respondiendo a las necesidades de la gente». Al respecto afirmó que utilizaría «todos los recursos del concejo a favor de los vecinos, en el marco que nos permite una legislación cada vez más restrictiva». Fijó como una de las prioridades de este año mantener la cercanía, abriendo las puertas de su despacho «a todo el mundo».

En este sentido, Yasmina Triguero reivindicó la política. «Los ciudadanos nos piden que les escuchemos, les digamos la verdad, seamos coherentes y negociemos entre nosotros» y defendió la necesidad de «buscar espacios de encuentro» entre políticos y ciudadanos para mantener el pulso democrático de las instituciones.

Aunque tan solo queda un año de mandato, Triguero apeló a la necesidad de aprovechar el potencial del concejo en diferentes campos. Así, en primer lugar, elogio el tejido asociativo que permitía que Castrillón fuese «una comunidad viva». También llamó al entendimiento con los agentes sociales para mejorar las condiciones de trabajo en el concejo.

Aludió a la «riqueza industrial y paisajista» del municipio como otra de las bazas para el desarrollo de Castrillón. La primera edil elogió a la plantilla municipal «de la que he podido aprender mucho», subrayando su papel fundamental para que el gobierno pueda ejecutar sus planes. En la recta final de su intervención, la nueva alcaldesa se fijó en el plano personal, expresando su deseo que su compromiso político «sea un ejemplo para sus hijas». Agradeció a su marido, Toño, y a sus dos hijas, Inés y Carla, el apoyo, aunque lamentó la pérdida de tiempo familiar, al igual que de ocio y de estar con sus amigos.

En suma, un sacrificio que defendió por el carácter imprescindible de la política «para modificar la realidad y hacer mejor las cosas que nos parecen mal de ella». Triguero cerró su primera intervención como regidora abriendo su despacho a los vecinos y comprometiéndose a esperar el balance de su gestión en las elecciones que se celebrarán el próximo año.

Despedida a Vallina

Junto con la elección de Triguero como nueva alcaldesa, el otro gran momento fue la despedida de Angela Vallina, la primera mujer en presidir el Ayuntamiento de Castrillón y que ayer cerraba 15 años de municipalismo con palabras de agradecimiento a su partido y compañeros de bancada.

En el Pleno en el que se dio cuenta de su renuncia a la alcaldía, reconoció haber vivido momentos de «vértigo y dudas, pero que se superaron por el trabajo por mi comunidad, para lograr que Castrillón sea el mejor lugar del mundo para vivir».

Vallina confesó vivir su dimisión como un momento «agridulce» ya que «es muy grande haber sido alcaldesa de tu pueblo», aunque avanzó que desde el Parlamento Europeo seguiría «trabajando por Castrillón y para que más lugares del mundo sean como Castrillón». En sus últimas palabras como alcaldesa, reivindicó la política y el compromiso como «forma de cambiar la realidad, debemos asumir nuestra responsabilidad».

La ya exalcaldesa repasó sus mandatos, entre ellos sus primeros quince meses en la alcaldía de los que fue apeada por una moción de censura, «porque nuestros compañeros de viaje no quisieron acompañarnos más», aunque «al recordar ese Pleno sólo me quedo con el cariño de la gente». La nueva eurodiputada también citó la gestión desde 2007 y «el cambio vivido en Castrillón, que no es fruto de la casualidad, sino del trabajo».

En su despedida, agradeció el compromiso de los trabajadores municipales y calificó el trato con el movimiento social de Castrillón como «muy gratificante». También tuvo palabras de elogio para sus compañeros de partido y el resto de la oposición municipal.

Una larga y sentida ovación del público que llenaba el salón de sesiones expresaba el respeto de los asistentes hacia Vallina que también recibía palabras de elogio de los portavoces de la oposición. Entre el público se encontraba la dirección regional de IU, con su coordinador Manuel Orviz, el alcalde de Illas y responsable de política municipal, Alberto Tirador, y la exconcejala de Castrillón y secretaria de comunicación, Maika Barros.

Entre los dos grandes momentos de la mañana, se situó el intento de Jesús Pablo González-Nuevo Quiñones de que el PP accediese a la alcaldía con un gobierno abierto a toda la oposición. En su intervención expuso los objetivos que se fijaba para el año de mandato que restaba. La única respuesta que tuvo fue del portavoz de Foro, Manuel López Tamargo, que denunció la falta de concreción de la financiación como motivo para no apoyarle.

Desde el PSOE, cuyo voto favoreció la convocatoria urgente del Pleno de elección de Yasmina Triguero, Manuel Galán lanzó un mensaje claro a la nueva regidora: «Puedes contar con nosotros».

 

Fotos

Vídeos