La playa de Palmera estará acondicionada en tres semanas

S. G. A. CARREÑO.

«Somos conscientes de las incomodidades que pueden originar las obras en estos días, pero los tiempos de contratación de las obras han sido los más cortos que las leyes permiten y deben realizarse ahora para mayor seguridad, comodidad y disfrute de las personas usuarias de la playa». Así se pronunciaba el alcalde de Candás, Ángel Riego, sobre unos trabajos recién iniciados en la playa de Palmera. Unas labores de acondicionamiento del arenal y sus accesos motivadas por los daños que provocaron los temporales que este invierno azotaron la costa del Cantábrico. Las obras se iniciaron el 16 de junio y tienen un plazo de ejecución de tres semanas.

Así, en el espigón se reparará el pavimento y se actuará en un tramo de la escollera. Además se sustituirán bancos, duchas, pediluvios y fuentes. En la playa propiamente dicha, se repondrá la arena y se instalará una pasarela de madera, así como duchas desmontables.

También se renovará la red de agua. En cuanto a las casetas, se sustituirán las puertas y los módulos de madera, además de reparar la barandilla de acero inoxidable. El acceso a la playa y a El Conexial serán reparados.

El proceso de contratación se inició el 9 de mayo por un importe de 162,856,48 euros. Las obras fueron adjudicadas a la empresa Gulías.

Y precisó que aunque la competencia es de Costas, el ministerio abrió una línea para subvencionar a los ayuntamientos el 50% de las obras «ya que «ellos no iban a acometer la totalidad de las mismas». Los daños en la costa de Carreño, recordó, fueron de 250.000 euros.