Jornada de playa en Candás con la mitad del espigón inutilizado

Bañistas, ayer, en Candás en la parte del espigón aprovechable. /
Bañistas, ayer, en Candás en la parte del espigón aprovechable.

Los bañistas acudieron ayer domingo en buen número a la playa de Candás a pesar del cierre parcial del arenal. La Asociación de Vecinos de Candás ha sido bastante crítico en los últimos días por el desarrollo de las obras destinadas a reparar los daños de los temporales invernales en pleno arranque de la temporada estival. El proceso de contratación de los trabajos se inició el pasado 9 de mayo por un importe de 162.856,48 euros. Las obras fueron adjudicadas a la empresa Gulías y se pusieron en marcha el pasado 16 de junio con un plazo de ejecución de tres semanas. El alcalde, el socialista Ángel Riego, ante las quejas de sus conciudadanos ase disculpó asegurando que «somos conscientes de las incomodidades que pueden originar las obras en estos días, pero los tiempos de contratación de las obras han sido los más cortos que las leyes permiten y deben realizarse ahora para mayor seguridad, comodidad y disfrute de las personas usuarias de la playa». Estos argumentos no convencen a los vecinos que objetan que estos trabajos se podrían haber contratado con la suficiente anticipación como para no tener ahora medio espigón inutilizado para los bañistas.