Carreño aplaza la creación de una clínica veterinaria y guardería

Carreño aplaza la creación de una clínica veterinaria y guardería

El PSOE aceptó la solicitud de la oposición que solicitó más tiempo para conocer con más detalle el equipamiento

PEPE G.-PUMARINO CANDÁS.

El Pleno de Carreño aplazó la propuesta del PSOE de iniciar los trámites para la implantación de una clínica veterinaria y guardería de perros y gatos en la parroquia de Tamón. La decisión final que logró convencer a los socialistas fue la insistencia por parte de los grupo de oposición PP, Foro, CA-UN y PCPE, de solicitar más tiempo para conocer con más detalle el proyecto. Entre los argumentos expuestos por los populares que, según señaló su portavoz, José Ramón Fernández, suscitan algunas dudas legales, es en relación con la calificación del suelo elegido para emplazar la instalación. Al parecer, el terreno es no urbanizable y de especial protección ambiental. Además, para el edil conservador, la iniciativa debe contar con la suficiente información para el conocimiento del vecindario. Unas razones que aunque merecieron algún que otro reparo por parte de los socialistas, finalmente optaron por la retirada del asunto del orden del día. No obstante, la concejala de Urbanismo, Cecilia Tascón, aclaró que por las condiciones técnicas como equipamiento agroganadero «el proyecto encaja con lo que se establece en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) en este tipo de espacios». El resto de partidos, (UNA-Compromiso por Carreño, UICA e IU), respaldaron la propuesta sin plantear objeciones al respecto.

El estudio del proyecto de implantación de una clínica veterinaria y guardería canina y de gatos, así como centro de adopción de animales, se desarrollaría sobre una superficie de 30.000 metros cuadrados. De ellos, 153 metros cuadrados los ocuparía un edificio para recepción y servicios, la clínica veterinaria y vivienda para las personas que guardarán y cuidarán a los animales. El plan se completa con cuatro perreras con capacidad cada una para 40 canes; una gatera con capacidad para ocho animales y una zona para el estacionamiento de vehículos.

En la misma sesión, se aprobó por unanimidad la creación de una ordenanza municipal que regulará el estacionamiento de caravanas en el concejo, habilitando espacios periurbanos.