El alcalde de Carreño solicita a Fomento que no drague el puerto durante el mes de julio

PEPE G.-PUMARINO CANDÁS.

El alcalde de Carreño, Ángel Riego, ha pedido a la Consejería de Fomento, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, que no efectúe los dragados en la dársena del puerto de Candás en julio, mes que comienza mañana. Así lo comunicó a los partidos políticos a preguntas de Foro en la sesión plenaria del jueves. Una petición que realiza a pesar de ser consciente de los problemas de calado que presenta el puerto y que afectan especialmente a la flota de embarcaciones deportivas.

Las actuaciones en las aguas interiores portuarias se encuentran en fase de licitación. Y en la Consejería de Fomento, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente señalaron a este periódico que los trabajos causarían las menores molestias posibles, aunque sin fijar una fecha para su comienzo.

Con la mediación de Ángel Riego, todo hace prever que los dragados se pospondrán hasta el final de la temporada estival.

El alcalde también quiso dar respuesta a las quejas de los usuarios del arenal y a la Asociación de Vecinos de Candás debido a las obras que están teniendo lugar en la playa de Palmera. Según dijo, estos trabajos se están realizando con retraso debido a una serie de trámites para contar con las correspondientes autorizaciones. Además de estas gestiones, señaló que el Ayuntamiento tuvo que proceder con la contratación de las obras, «lo que también lleva un tiempo».

En cuanto a la financiación, Riego, indicó que el desembolso de 162,856,48 euros procede de distintas partidas presupuestarias, con cargo al Consistorio. Esto es debido a que el municipio recibirá una subvención del Estado por los daños causado por los pasados temporales de febrero y marzo.

Los destrozos fueron valorados en más de 250.000 euros en toda la costa carreñense. Las actuaciones que se encuentran en marcha y para las que se contrató a la empresa Gulías se prolongarán todavía hasta mediados de julio.