Críticas vecinales por el humo de la cementera

El humo, saliendo de las instalaciones de la cementera, ayer. :: E. C./
El humo, saliendo de las instalaciones de la cementera, ayer. :: E. C.

E. R.

Vecinos de Albandi criticaron ayer «el humo que lleva saliendo desde hace un mes y, especialmente, los últimos días de la cementera de Aboño». Roberto González, un residente de la zona que vive a un kilómetro escaso de la planta, atribuye los gases a «la avería de un molino». «El humo no es negro -añade-, pero todo lo que sale es tóxico». De hecho, tanto él como otros vecinos aseguran que tienen que limpiar los coches «con vinagre» y que esta situación está influyendo en la actividad del sector primario. «Lo noto en el polvo que cae en las flores y en cómo repercute eso en las abejas. En otros terrenos de similares características, pero no tan contaminados, no ocurre lo mismo», afirma González, quien es apicultor. Además del humo, los vecinos se quejan «del olor y de picor en los ojos».