El PSOE de Gozón denuncia ante la Fiscalía la gestión de las casetas de la playa

Los socialistas alegan que el PP se ha negado en los últimos plenos a debatir y aclarar «por qué no hay constancia de la concesión del servicio»

PEPE G.-PUMARINO LUANCO.

El grupo municipal del PSOE de Gozón denunciará la gestión de las casetas de la playa de Luanco ante la Fiscalía General de Asturias, una medida que responde -según su portavoz, Jorge Suárez- a las reiteradas negativas del gobierno local, del PP, a incluir en el orden del día de los últimos plenos la moción presentada por su grupo para aclarar su gestión. Los socialistas registraron en junio el escrito en el que pedía que se detallara la situación administrativa de la explotación de las casetas playeras.

El Ayuntamiento es propietario de las 46 existentes y responsable también de su mantenimiento. «Pero no existe constancia documental alguna en la que se refleje el concesionario del servicio», aunque el que las gestiona es el Club Marino de Luanco. Según explicó su presidente, Luis Gallego, en su momento, la entidad recibió autorización del exalcalde Francisco Roces (PP), durante su mandato entre 1995 y 1999.

Ante la falta de documento que lo acredite, el PSOE exige que se proceda con la licitación del servicio, estableciendo un canon a favor del Consistorio y los precios por la utilización de este equipamiento. Además, solicita un reglamento que regule la forma de acceso a este servicio y propone que se destine al menos el 20% de estas instalaciones a personas con algún tipo de problemas de movilidad. También insta a la Alcaldía a explicar cuál ha sido el sistema de gestión empleado hasta el momento de estos bienes de propiedad municipal.

Jorge Suárez explicó que esta iniciativa obedece a las denuncias formuladas por una usuaria de la playa, «que lleva seis años sin tener la más mínima oportunidad de poder acceder a este servicio». El portavoz socialista también puso en acento en la necesidad de ejercer una mejor administración del patrimonio municipal, como es el caso del estacionamiento subterráneo del Nautilus. La indignación de los socialistas fue en aumento tras el Pleno celebrado esta semana, cuando intento someter a debate este asunto por la vía de urgencia y la propuesta fue rechazada por la mayoría del PP y Foro.