Perlora sigue sin un plan de futuro

La Ciudad de Vacaciones, tras su acondicionamiento. /
La Ciudad de Vacaciones, tras su acondicionamiento.

Hacienda y Economía se pasan la pelota sobre la responsabilidad de la gestión

PEPE G.-PUMARINOCANDÁS

La Consejería de Hacienda y Sector Público dice que el tema es la Dirección General de Turismo, dependiente de la Consejería de Economía y Empleo. Sin embargo, este departamento asegura que es Hacienda la responsable de dar cuenta de la gestión sobre el futuro de la Ciudad de Vacaciones de Perlora, «porque es esta consejera, Dolores Carcedo, la que da cuenta siempre de esta gestión». Ésas son las respuestas del Principado a este periódico cuando se inquirió sobre la situación del plan de futuro del complejo turístico, por lo que no existe planificación alguna.

Este desconcierto de los servicios del Gobierno regional incumple el compromiso adoptado en diciembre de 2013, cuando se anunció en sede parlamentaria el programa de actuaciones en la Ciudad de Vacaciones. La directora general de Patrimonio, Begoña Fernández, recalcó entonces que la mayor parte de las inversiones patrimoniales en la región irían para Perlora, asignando entre 800.000 y 900.000 euros a este complejo turístico. En su intervención también se comprometió a dar cuenta a los grupos políticos de un proyecto de futuro que sería elaborado desde la Dirección General de Turismo. En dicho informe, dijo, «debe figurar qué destino quiere darle al recinto, cuáles son sus propósitos en cuanto a la explotación y qué plazos se marca para todo este proceso».

La incertidumbre que se vuelve a reavivar entre los vecinos de Carreño obtuvo su respuesta en una iniciativa local del Partido Popular que propone abrir un debate «para saber qué hacer con el complejo». Para ello los populares invocan a los vecinos de Perlora directamente implicados en este plan y al resto del concejo. La iniciativa, además, será trasladada a la Junta General del Principado «para instar al Gobierno regional a plantear un proyecto de futuro», señaló el portavoz local, José Ramón Fernández.

En esta iniciativa se deberá tener en cuenta la opinión de los ciudadanos de Carreño, según afirmó. Con esta propuesta, los conservadores parecen estar al corriente de la falta de respuestas por parte del Ejecutivo autonómico. Unas demandas que, de alguna manera, contradicen las iniciativas del Principado con la Ciudad de Vacaciones en lo que respecta a la ejecución del acondicionamiento de la parcela que cumple rigurosamente los plazos fijados en la recuperación de los equipamientos.

En lo que resta de la recuperación de todo el recinto, únicamente queda la reforma del bar La Cabaña, que ya está en marcha. Este plan responde a las reiteradas demandas para poner freno al deterioro de este complejo turístico que cesó su actividad en noviembre de 2006. Desde entonces las únicas labores que se habían realizado fueron exclusivamente las de siega de los espacios verdes, siempre con vistas a las temporadas estivales. Por ello, el lavado de cara realizado el último año suscita los elogios de usuarios y colectivos vecinales del concejo. Ahora la pregunta que se hacen gira sobre la futura gestión de la Ciudad de Vacaciones.

Y, como señalaron a este periódico algunos de los habituales visitantes del residencial, «no tendría el menor sentido que, tras una inversión próxima a los 800.000 euros, sólo se mantenga sin recuperar la actividad turística perdida».