Corvera recuerda a Miguel Ángel Blanco

La corporación y vecinos conmemoraron el aniversario de la muerte de Miguel Ángel Blanco. /
La corporación y vecinos conmemoraron el aniversario de la muerte de Miguel Ángel Blanco.

El Ayuntamiento conmemora el aniversario del secuestro y asesinato del político

SHEYLA GONZÁLEZ

«Nadie muere si se le recuerda» y ayer Miguel Ángel Blanco, víctima de la banda terrorista ETA, estuvo presente en un acto organizado por el Ayuntamiento de Corvera en el que la Corporación, acompañada de un grupo de vecinos, conmemoró el décimo octavo aniversario del secuestro y asesinato del concejal del PP de Ermua.

La calle Miguel Ángel Blanco, en Las Vegas, fue el lugar escogido para hacer este homenaje. Corvera es uno de los 71 municipios españoles que cuenta con un vial en su nombre y desde la Fundación Miguel Ángel Blanco se instó al consistorio a celebrar el acto, al igual que en el resto de concejos, para recordar el suceso y hacerlo extensible al resto de víctimas de la banda terrorista. En el emotivo acto el alcalde de Corvera, que estuvo acompañado de miembros de la Corporación, leyó un pequeño discurso.

«Miguel Ángel Blanco permanece en la conciencia y en el corazón de la gente de bien, es un referente y un símbolo de libertad, de la defensa de los principios democráticos por los que miles de ciudadanos españoles han dado su vida, su integridad física, su libertad o su seguridad en una larga lucha por la derrota del terrorismo», leyó en su manifiesto Iván Fernández, alcalde de Corvera.

Desde la Fundación Miguel Ángel Blanco se quiso reafirmar, en un comunicado, «la importancia de una memoria ética, social y política que nos haga más libres y más capaces de resistir las adversidades y construir una convivencia y un país del que podamos sentirnos orgullosos, desde el ejemplo permanente de las víctimas del terrorismo».

El acto de conmemoración del aniversario finalizó con la colocación de un ramo de flores bajo la placa de la calle del político vasco en Las Vegas como símbolo de su recuerdo, que ayer estuvo más presente que nunca.