Las entidades náuticas de Carreño podrán utilizar el edificio Amando Prendes del puerto de Candás

Un momento de la primera sesión ordinaria celebrada ayer en el Consistorio de Carreño. /
Un momento de la primera sesión ordinaria celebrada ayer en el Consistorio de Carreño.

La utilización se ceñirá solo a la planta baja, dejando el resto del equipamiento para su gestión por el Club Cuatro Vientos

PEPE G.-PUMARINO

El Pleno de Carreño acordó, en la sesión celebrada ayer, con carácter ordinario, autorizar el uso de la planta baja del edificio dedicado a la memoria de Amando Prendes, en el puerto local, a todas las entidades náuticas del concejo. De esta manera se cierra la cesión del equipamiento al Club Náutico Cuatro Vientos, que dispondrá de diez años para la gestión de este inmueble en el que la administración pública invirtió más de 500.000 euros en su rehabilitación. Este fue el punto del orden del día más debatido del primer Pleno ordinario del nuevo mandato.

El acuerdo de todos los grupos políticos con la abstención del Partido Popular, fue que a la concesión se añadiera la propuesta de los conservadores de abrir el equipamiento a todas las entidades portuarias. A esta iniciativa también se añadió el «matiz» de Izquierda Unida para establecer en la concesión la imposibilidad de que ninguna entidad privada pudiera hacer uso de la instalación durante el periodo gestionado por la asociación Club Náutico Cuatro Vientos.

El incumplimiento de esta cláusula representaría la revocación del acuerdo. Además de estas condiciones también se acordó efectuar las inspecciones de la actividad que sean precisas con un mínimo de una al año.

En el debate, el portavoz popular, José Ramón Fernández, insistió en que su partido fue el único que formuló alegaciones aunque, de las cuatro presentadas, solo una fue aceptada por la comisión informativa sobre la utilidad de las instalaciones. En este sentido, tanto Somos-Carreño como el PP eran partidarios de reducir el periodo de concesión en un 50%, es decir solo cinco años. Durante la discusión, el PSOE no admitió que se debatieran las otras alegaciones de los populares, al amparo del acuerdo de la comisión informativa en la que fueron rechazadas por mayoría de los partidos políticos.

En cuanto a la ampliación del puerto, el Pleno únicamente abordó una alegación del Partido Popular contra la ampliación del espigón de Palmera, dado que la postura de todos los partidos políticos de Carreño es la defensa común contra cualquier actuación urbanística que suponga daños a la playa de La Pregona.