Taracea sacra en Villaviciosa

Lozano y Beneyto, ante sus obras en el Café de Vicente. /
Lozano y Beneyto, ante sus obras en el Café de Vicente.

Lozano y Beneyto exponen 11 tablillas con iglesias prerrománicas y románicas elaboradas con la técnica del incrustado de madera

LYDIA IS

Se han reproducido en fotografías, lienzos, esculturas y hasta postales, pero ahora las iglesias de Villaviciosa cuentan con un nuevo soporte; la taracea. Los artesanos Lola Lozano y su marido, José Miguel Beneyto, afincados en Villaviciosa, son los artífices de estas tablillas que pueden verse hasta el próximo lunes en el Café de Vicente.

«Empezamos poco a poco y la idea es hacerlas todas», explican. En la exposición tienen once disponibles, que corresponden a los templos prerrománicos y románicos de San Andrés de Valdebárcena, Santa María de Valdediós, Santa Eulalia de Seloriu, San Salvador de Priesca, San Juan de Amandi, San Juan Evangelista de Camoca, San Andrés de Bedriñana y San Bartolomé de Puelles, del municipio maliayo, a las que hay que sumar las iglesias de Santa María del Naranco, San Miguel de Lillo y San Julián de los Prados, de Oviedo.

Trabajan a partir de fotografías, de las que extraen los volúmenes y perspectivas que durante el proceso de elaboración trasladan a las maderas para dotarlas de profundidad.

«La taracea es el arte de la incrustación, en este caso de madera, y es muy importante tanto su elección como el proceso de tostado y de corte porque es lo que te permite crear volumen en una superficie plana », explican. Todo el proceso es manual, lo que garantiza que cada pieza sea única e irrepetible.

«En algunos países ya se produce de forma mecanizada, pero aquí conservamos la esencia del oficio», defienden. El matrimonio lleva afincado en Villaviciosa ocho años y Lola imparte talleres en el Ateneo Obrero y en la localidad de Poreñu, donde ha formado a más de medio centenar de personas. Este año tanto ella como su alumna Victoria Álvarez han participado por primera vez en el concurso de la XX Feria Internacional de Artesanía Creativa ArteGijón.

«La gente ya empieza a conocerla, aunque en realidad es una técnica muy arraigada en nuestra cultura. Hay personas que cuando les explicamos en qué consiste se dan cuenta de que tiene en su casa muebles de taracea, nos ha pasado muchas veces», apunta.

Muestra en la Casa de los Hevia

Asimismo, para fomentar su conservación y divulgar el oficio, Lola y José Miguel han fundado la Asociación de Amigos de la Taracea y Marquetería. «En otros países es muy conocido, de hecho en Francia existe una cátedra y en Estados Unidos una escuela», señala Beneyto.

Por otro lado, ambos preparan una exposición en Villaviciosa con trabajos vinculados con el municipio y elaborados por sus alumnos que podrá verse en los próximos meses en la Casa de los Hevia.

 

Fotos

Vídeos