El polideportivo Vicente López Carril estrena un nuevo sistema energético a base de biomasa

P. G.-PUMARINO

El polideportivo municipal Vicente López Carril, en Candás, estrena un nuevo sistema de energía mediante el empleo de biomasa. La caldera que se utilizaba hasta ahora para calentar el agua y la calefacción de la instalación fue sustituida ayer por otra adaptada a esta nueva fuente energética. De esta manera, el concejo reducirá las emisiones a la atmósfera de anhídrido carbónico (CO2). No obstante, el combustible de gasóleo permanecerá almacenado a modo de reserva para ser empleado en el caso de que se puedan producir averías que impidan el funcionamiento de la biomasa.

Este sistema cuenta con la ventaja de que generará calor a un precio más bajo que los anteriores. Para hacer posible este proyecto de renovación, hubo que habilitar un espacio mayor para poder albergar tanto los sistemas de producción energética como para el almacenaje de la biomasa. Esta obra fue ejecutada por la firma Uría Ingeniería de Instalaciones S. A., por un precio final de 90.409 euros, IVA incluido. Según explicó la alcaldesa Amelia Fernández, «la bioenergía es empleo, desarrollo rural, sostenibilidad y ahorros, energéticos y económicos; de ahí que el desarrollo de la biomasa resulte estratégico».

Por esta razón, el gobierno local irá sustituyendo paulatinamente calderas de gasoil antiguas de los edificios municipales por calderas de biomasa. Esta iniciativa se llevará a cabo siempre que los estudios de eficiencia energética previa determinen su viabilidad y supongan un ahorro.

Este plan de adaptación de los edificios públicos a las nuevas fuentes energéticas cuenta con el apoyo de los grupos municipales de Somos Carreño e Izquierda Unida, en defensa de vías energéticas menos contaminantes.