La motera Judith Obaya se atreve con el Sahara

Judith Obaya, sobre la moto con la que cruzará el Sahara. /
Judith Obaya, sobre la moto con la que cruzará el Sahara.

La aventurera maliaya será la primera mujer que realizará la travesía por el desierto sin apoyos externos

LYDIA IS

Judith Obaya regresa a la aventura. La maliayesa partirá el próximo viernes para iniciar una travesía en moto en total autonomía por el Sahara Occidental, una iniciativa que nadie ha llevado a cabo hasta la fecha. «Sí es frecuente que se haga con vehículos de apoyo, pero tal y como vamos nosotros, sin ningún tipo de ayuda, nunca», asegura.

Su compañero es José Manuel Barrós, 'Pera', con quien también comparte proyecto empresarial y ambos tendrán por delante 3.200 kilómetros de arena y piedras en los que únicamente dispondrán de agua, comida en polvo, un saco de dormir, una tienda de campaña, repuesto básico y gasolina. «Hay etapas entre repostajes de más quinientos kilómetros», explica Obaya.

La ruta, que transcurre por pistas y también por fuera de caminos trazados, comenzará en Tantan y ambos pilotos pasarán por Smara, Auserd y Cabo Barbas, cerca de la frontera con Mauritania. La vuelta está programada desde Cabo Barbas hacia Bir Enzaren, El Aaiún y finalmente, Assa. «Es una región muy solitaria con terreno irregular y en algunos tramos seguiremos las pistas del rally Dakar de los años noventa», añade.

Uno de los principales inconvenientes a los que tendrán que hacer frente será a la falta de alimentación, que suplirán a base de comida en polvo. «Llevaremos una cuerda y un recipiente para poder sacar agua de los pozos que encontremos y pastillas potabilizadoras», apunta.

Pero pese a la dificultad del reto, esta agente de la Policía Local de Oviedo se muestra ilusionada y confiada. «Es una zona complicada, pero Pera es un experto en el Sahara», señala. La iniciativa comenzó a fraguarse hace varios años. Para la aventura, Obaya estrenará moto, una Mash Adventure 400. «Es una moto trail ligera y fiable para un recorrido tan comprometido como este», asegura. Asimismo, ambos pilotos llevarán una baliza de seguridad con la que podrán retransmitir su posición por GPS y un teléfono vía satélite.

Por otro lado, como delegada en Asturias de la Unión Internacional para la Defensa de los Motociclistas, Obaya quiere reivindicar con su aventura la importancia que tiene que las administraciones cumplan con la señalización y el mantenimiento de las vías.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos