La abstención de IU facilita la aprobación de los Presupuestos socialistas en Gozón

El alcalde, Jorge Suárez, en el pleno de presupuestos. /
El alcalde, Jorge Suárez, en el pleno de presupuestos.

El alcalde, Jorge Suárez, agradeció la decisión de la coalición de izquierdas, mientras señaló que espera cumplir con todos los compromisos en 2017

PEPE G.-PUMARINO

Los Presupuestos municipal del Ayuntamiento de Gozón quedaron aprobados ayer con la abstención de los cinco concejales de Izquierda Unida y el voto de calidad del alcalde, Jorge Suárez. La propuesta económica socialista para el actual ejercicio asciende a 11,3 millones de euros, de los que 550.000 euros irán destinados a inversiones locales. Tras la votación del pleno de ayer, el regidor gozoniego agradeció la decisión de la coalición de izquierdas, al tiempo que señaló que espera cumplir con todos los compromisos presupuestarios de 2017. Por su parte, el Partido Popular optó por el rechazo de la propuesta presupuestaria socialista.

Durante el debate, el portavoz conservador, Ramón Artime, defendió su voto por varios criterios, entre otros la falta de concreción en las partidas económicas. «No se explican las inversiones y creemos que son mejorables si se acometen las modificaciones que incrementarían el dinero para las inversiones locales en más de 500.000 euros», señaló Artime.

Mientras, su homólogo de IU, César Fidalgo, centró su intervención en el grado de incumplimiento de los socialistas respecto a los acuerdos económicos contraídos el pasado año. No obstante, pese a que la decisión inicial del grupo municipal era la del rechazo de la propuesta socialista, finalmente fue la asamblea de militantes y simpatizantes la que optó al final por la abstención. De hecho, Fidalgo reprochó al PSOE que «con los incumplimientos del pasado ejercicio, poco le queda a este partido para respaldar estas cuentas socialistas. Nuestra decisión es la de hacer justicia con la gente que colabora con nosotros día a día. Por ello, pedimos al equipo de gobierno más ambición y más compromiso».

Cruce de acusaciones

La segunda ronda de intervenciones, en este punto del orden del día de la sesión plenaria, se caracterizó por los constantes cruces de acusaciones entre PP y PSOE. En la batería exhibida por los conservadores, el portavoz, Ramón Artime, centró su discurso en lo que calificó de «innecesaria medida» de ampliar la plantilla municipal con un inspector de la Policía Local y un técnico superior de la Administración pública. «Esta propuesta supondrá un incremento de los gastos en más de 80.000 euros», apuntó. También echó en cara la disminución -en más de 200.000 euros- de los ingresos con la remunicipalización del servicio de abastecimiento de agua.

Ante estos reproches, el alcalde acusó al PP de «dejar este Ayuntamiento como un solar arrasado», en alusión al endeudamiento heredado de anteriores gobiernos del PP. Jorge Suárez también se defendió de las acusaciones de Ramón Artime, culpando al anterior ejecutivo de falta de transparencia.