«Al año 2019 solo le pido que acabe de una vez con el ruido de la autopista»

Juan Aragón, presidente de la Asociación de Vecinos La Paloma de Trasona. / MARIETA
Juan Aragón, presidente de la Asociación de Vecinos La Paloma de Trasona. / MARIETA

Juan Aragón, presidente de la Asociación de Vecinos La Paloma de Trasona, hace balance de lo conseguido los últimos meses y se marca los retos de futuro

SHEYLA GONZÁLEZ TRASONA.

Juan Aragón, presidente de la Asociación de Vecinos La Paloma, de Trasona, es un hombre poco ambicioso. Tan solo se marca dos peticiones al año nuevo y ambas tienen que ver con el tráfico y las infraestructuras. Dejar de escuchar el pitido incesante de los coches a su paso por la autovía y mejorar la seguridad de la carretera general a su paso por La Marzaniella y Trasona. Dos peticiones que lanza al año 2019 y que espera recoja quien tenga las soluciones a ello.

El líder vecinal hace balance de lo conseguido los últimos meses y pone su mirada en los que están por venir a la hora de fijar sus propósitos de año nuevo como ya hiciera hace unas semanas Juan Manuel González, el presidente de la Asociación de Vecinos de Las Vegas. «Al año 2019 solo le pido que acabe, de una vez, con el ruido de la autopista», recalca Aragón con insistencia.

No es una petición nueva, llevan más de cuarenta años intentando que se haga realidad su deseo. Hasta ahora sus plegarias no han tenido respuesta, aunque puede que todo esté cambiando. «Vamos por el buen camino, a ver si tenemos suerte de esta vez. Parece que ya se han dado buenos pasos y seguros para buscar la solución», comenta el presidente de la entidad, que hace hincapié en que «no será algo que se haga de hoy para mañana, somos conscientes de que no es algo de un día para otro».

El segundo de los deseos de Juan Aragón también tiene que ver con el tráfico y las infraestructuras rodadas a su paso por la parroquia. En este caso la carretera general, la AS-19, es su otra asignatura pendiente que esperan aprobar a lo largo de este año. «Tiene mucho tráfico. Esperemos que las obras de accesos al PEPA lo aligeren», reclama Juan Aragón, que añade que «es un auténtico infierno y un peligro».

Unido a esto apunta hacia la instalación de cámaras de seguridad en esta vía por parte del Ayuntamiento como una de las medidas a apuntar en la lista de cosas buenas del 2018. «Era algo que veníamos reclamando y que nos pareció perfecto que se pusiera en marcha», comenta Aragón. Este no es el único aspecto que valora con buena nota. «Hace unos años Trasona estaba olvidada, nadie hacía nada por el barrio que quedó arrasado por culpa de la autopista. Ahora comienza a resurgir, esperemos que también vuelva gente joven a vivir aquí».

En cuanto a lo logrado los últimos meses destaca las aceras nuevas, entre ellas la que da acceso al cementerio de Trasona, o las mejoras de los parques infantiles y de mayores. «Hace poco se cambió toda la red de abastecimiento de agua de Trasona, fue una inversión importante que ahora da un gran servicio a los vecinos de esos barrios», destaca el presidente de la entidad vecinal.

Hace unos días se derribaba uno de los inmuebles del barrio de San Pelayo, donde el Ayuntamiento tiene previsto crear varias plazas de estacionamiento públicas y gratuitas. «El aparcamiento que se va a hacer en San Pelayo también es una buena noticia a sumar para este año. Cuando hay algún evento o actividad en la iglesia o en la zona no hay donde dejar el coche porque todo se queda pequeño», señala Juan Aragón, que también destaca «el arreglo de la fuente de San Pelayo, son pequeñas cosas, pero que mejoran mucho el barrio. No nos podemos quejar porque se han hecho muchas cosas».