Accesibilidad a medias en La Ñora

Raquel Cuevas accede a la playa de La Ñora con su hijo, Gabriel Covián. / A. G.-O.
Raquel Cuevas accede a la playa de La Ñora con su hijo, Gabriel Covián. / A. G.-O.

Raquel Cuevas, madre de un niño con movilidad reducida, solicita que se aumente la pasarela de entrada al arenal

A. G.-OVIES VILLAVICIOSA.

El Ayuntamiento de Villaviciosa instaló a principios de agosto una pasarela para mejorar la accesibilidad a la playa de La Ñora, en Quintueles, único arenal del concejo junto a Rodiles en lucir cada verano la bandera azul. La petición la realizó Raquel Cuevas, madre de un niño con problemas de movilidad que, para desplazarse, usa una silla especializada. El problema, apunta, es que «se han quedado cortos. Es como no haber puesto nada». «Estoy muy agradecida con el Ayuntamiento porque no me esperaba que la colocasen y más ya empezado el verano, pero es insuficiente», lamenta.

Explica que, al llegar a la playa, la pasarela no empieza directamente en la rampa, sino que hay un trozo de arena, por lo que, «ya al principio, hay que realizar un esfuerzo». Además, los palets de madera ocupan una superficie de tan solo un par de metros, muy lejos del agua. «Sé que en una playa como ésta no se puede llegar hasta la orilla por culpa de las mareas, que son muy cambiantes, pero deberían ampliar el acceso un poco más», solicita Cuevas. Tal como se encuentra ahora la pasarela, esta madre no puede acudir sola con su hijo, ya que «cada vez pesa más y si vienes cargada con lo de la playa es imposible. Casi adelanto más por el bar que entrando por la pasarela».

Cuevas reside actualmente en Gijón y suele ir a la playa de Poniente, donde, gracias a todos los servicios, puede acudir sin ninguna dificultad. Sin embargo, ella y su marido, que sí nació en el concejo maliayo, están construyendo una casa adaptada en Quintueles y una vez se muden «me gustaría poder venir a disfrutar de La Ñora con mi hijo. Con un paisaje como éste, quién va a querer irse a otro lado».

El arenal cuenta en la actualidad con dos plazas para personas con movilidad reducida, así como con un baño adaptado, cuyas llaves deben solicitarse al socorrista. «Está muy bien que tenga todos estos servicios, pero si luego no puedes acceder con tu hijo a la playa estamos en las mismas», afirma. Por eso, espera que de cara al próximo verano el Ayuntamiento pueda aumentar los metros de pasarela. «Yo no realizo esta petición solo por mí, sino por todos los usuarios. Las madres que acudan con carricoches o alguien que utilice muletas se encuentran en la misma situación».

Rodiles, con mejores servicios

Rodiles es la otra playa del concejo que mejor accesibilidad tiene. Cuentan con varias pasarelas de acceso y, gracias a Cruz Roja, servicio de anfibuggy. Además, el Ayuntamiento puso en marcha el año pasado, en colaboración con Alsa y el Consorcio de Transporte, un autobús lanzadera. Los vehículos de dicha línea se encuentran adaptados para personas con movilidad reducida. «No pido que aquí pongan todos esos servicios, pero, por lo menos, poder venir con mi hijo a disfrutar de la playa tranquilamente. No quiero tener que desplazarme a otros arenales», afirma Cuevas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos