La adjudicación del servicio de recogida de perros en Carreño queda desierta

El contrato, que debe ser revisado ahora, preveía un gasto de 14.000 euros en dos años, una cifra que el PP considera «ridícula»

A. G.-OVIES CANDÁS.

El Ayuntamiento de Carreño ha declarado desierta la adjudicación del contrato de servicio de recogida y depósito de animales errantes y abandonados 2018-2020, al no haber concurrido al mismo ningún licitador. Los pliegos contemplaban una inversión de 14.000 euros para los próximos dos años, pero al no haber optado nadie, la oficina técnica deberá estudiar las circunstancias de esta nula concurrencia y, en su caso, modificar las especificaciones o valorar el incremento de los precios de las prestaciones a fin de tramitar un nuevo expediente de contratación.

El concejo lleva sin servicio de recogida de perros abandonados desde que la guardería canina encargada hasta ahora del servicio decidiese a principios de año romper relaciones con el Ayuntamiento debido a un impago de 15.000 euros. Fue esa deuda la que llevó a la dueña de la empresa a denunciar públicamente a principios de agosto una conversación con el por entonces teniente de alcalde, Gabriel Rodríguez, en la que la animaba a 'engordar' facturas para cubrir un crédito bancario que había tenido que solicitar debido a esta situación. Esas acusaciones llevaron hace unas semanas a la dimisión del concejal de PSOE.

Ante esta situación, el equipo de gobierno sacó a licitación este servicio pero no ha logrado encontrar otra empresa que supla la prestación que realizaba la citada guardería. En el Partido Popular lo achacan al precio que se contemplaba en los pliegos, unas condiciones que califican de «ridículas».

«7.000 euros al año»

«Mientras a la guardería canina que venía prestando el servicio se le facturaron más de 40.000 euros en un solo año, este contrato se sacó a licitación por 14.000 euros por dos años, es decir, 7.000 euros por cada doce meses. ¿Cómo es posible sacar un contrato con un precio tan bajo conociendo los antecedentes?», preguntan.

A los populares les llama la atención que, con todo lo que ha ocurrido hasta ahora y después de años sin contrato, ya que la antigua guardería no había firmado ningún acuerdo, «la situación no haya mejorado». Critican que «fue esa falta de contrato lo que facilitó incurrir en facturas sin crédito, así como en enjuagues como los propuestos por los socialistas en las conversaciones conocidas. Ya sabemos que la alcaldesa está en modo de pasar de todo y centrarse en lo suyo que es la propaganda previa a las elecciones, pero desde el PP le exigimos responsabilidad y que deje de jugar con el dinero de los vecinos», afirman.

El PSOE ya presentó al resto de partidos políticos todas las facturas correspondientes a la recogida de animales errantes con el fin de esclarecer la situación con la guardería y demostrar que «en ningún momento se llevó a cabo tal 'engorde' de facturas». En comisión, también enseñaron los gastos de la agencia de viajes, a la que el antiguo teniente de alcalde hizo referencia en la conversación que mantuvo con la dueña de la guardería canina.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos