El alcalde de Gozón confía en que el punto limpio «erradique los vertederos ilegales»

Terrenos que serán cedidos a Cogersa para la instalación del punto limpio en la zona de Balbín. / P. G.-P.
Terrenos que serán cedidos a Cogersa para la instalación del punto limpio en la zona de Balbín. / P. G.-P.

El terreno, cuyas cesión a Cogersa abordará el Pleno, tiene 6.000 metros cuadrados y se ubica en un anexo al complejo de Balbín

PEPE G.-PUMARINO LUANCO.

El equipo de gobierno, socialista, de Gozón someterá al Pleno este jueves la cesión de una parcela al Consorcio para la Gestión y de los Residuos Sólidos de Asturias (Cogersa) para la instalación de un punto limpio. Inicialmente, la propuesta cuenta con el respaldo de todos los grupos políticos con representación en el Pleno. El terreno, que dispone de una superficie de 6.000 metros cuadrados, se ubica en un anexo al complejo deportivo de Balbín, en el extrarradio de la capital del concejo. Según explicó el alcalde, Jorge Suárez, «este enclave, que es donde se venían celebrando los concursos de ganado, es el más idóneo de los que tiene disponibles el Ayuntamiento». También señaló que la razón de la urgencia para someterlo a la aprobación plenaria, «no es otra que no retardar por más tiempo la cesión, dado que Cogersa ya tiene planificada la inversión tras proceder con la redacción del proyecto el pasado año».

El problema que plantea la finca radica en sus accesos. Para solventarlo, el alcalde gestionó con la Consejería de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente la elaboración de un proyecto de reordenación del tráfico rodado.

Construcción de una glorieta

El plan consistirá en la construcción de una glorieta en la GO-1, que daría acceso a la zona deportiva con enlaces al núcleo de Moniello y al futuro punto limpio. Esta actuación se llevará a cabo de manera paralela a la construcción del nuevo equipamiento de almacenamiento de residuos. La inversión prevista por el consorcio superará los 500.000 euros.

«El punto limpio es una herramienta para erradicar los vertederos ilegales», remarca el alcalde. Esta carencia preocupa de manera especial al gobierno socialista, que lamenta las oportunidades perdidas en años anteriores cuando se disponía de un servicio en el barrio de Santa Ana. «Tenemos claro que la futura instalación no podrá ser como la antigua debido a la ausencia de una gestión en condiciones de asesoramiento a los usuarios».

 

Fotos

Vídeos