Los alumnos del Colegio Maliayo se convierten en expertos azabacheros

La azabachera María Pérez graba el nombre de los alumnos en las piezas. / A. G.-O.
La azabachera María Pérez graba el nombre de los alumnos en las piezas. / A. G.-O.

La Asociación Azabache Jurásico insiste en la importancia de definir qué es este material antes de declararlo Bien de Interés Cultural

A. G.-OVIES VILLAVICIOSA.

Los alumnos del Colegio Maliayo se convirtieron ayer en expertos azabacheros. Sesenta estudiantes visitaron la sede de la Asociación Azabache Jurásico, donde pudieron aprender a trabajar este fósil jurásico, limarlo y pulirlo con el fin de conseguir el brillo necesario para crear un pieza única en la que grabar posteriormente su nombre. Los pequeños mostraron su sorpresa desde el primer momento y no dudaron en resaltar la calidad de las joyas expuestas en el local. «¡Madre mía, qué preciosidad! Es muy bonito», aseguraron mientras miraban las diversas vitrinas.

María Pérez, presidenta de la entidad, fue la encargada de guiarles en este recorrido por el mundo del azabache. «Es importante que sepan lo que es. Cuando les preguntas todos dicen que es una piedra. Están en la cuna del azabache y no tienen ni idea de dónde viene», lamentó. La sorpresa para los pequeños llegó a los pocos minutos de comenzar el taller, cuando la azabachera les explicó que el material procede de un árbol de la época de los dinosaurios.

Tras hacer un recorrido por el local, los estudiantes eligieron su propia pieza de azabache para limarla. «La rascas con una lima y luego le echas unas pastas especiales para pulirlas», afirmaron los pequeños, quienes, después de meterse en la piel de un azabachero, reconocieron lo difícil del trabajo. «Es bastante complicado, pero depende de la pieza que quieras hacer».

La asociación maliaya apoya la propuesta de la Asociación de Patrimonio Industrial (Incuna) para lograr que la cultura del azabache sea declarada Bien de Interés Cultural (BIC). Aun así, consideran que el paso previo debería ser definir claramente qué es el azabache. «Antes de crear la figura de protección, hay que definir lo que consideramos azabache jurásico porque actualmente hay muchas piezas en el mercado que no lo son y que pasarían a formar parte de esta figura», asegura Pérez.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos