La angula del Nalón, a mitad de precio

Pura Alvaré, con el primer lote de angula comprado en la subasta de ayer y que repartirá en varios restaurantes. /  PATRICIA BREGÓN
Pura Alvaré, con el primer lote de angula comprado en la subasta de ayer y que repartirá en varios restaurantes. / PATRICIA BREGÓN

El primer kilo de la temporada en La Arena se pagó ayer a 509 euros, muy lejos de los 938 que alcanzó el año pasado

J. F. GALÁN LA ARENA.

La primera angula del Nalón se ruló ayer en la lonja de San Juan de La Arena (Soto del Barco) a 509 euros el kilo, lejos de los 938 a los que cotizó el año pasado y mucho más de los desorbitantes 4.970 que alcanzó la semana pasada en la subasta que abría la campaña en Ribadesella. «Ese es un precio irreal. Lo puede pagar un restaurante que quiera hacerse publicidad, pero no un comercializador. Perderíamos dinero», manifestó la compradora, Pura Alvaré, de Angulas Pura, una habitual de cancha de La Arena.

Pura se llevó al referido precio el lote inicial, cinco kilos que, según manifestó, irán parar a varios restaurantes de la comarca, entre los que citó Casa Lin y Bocamar, y de Madrid. El resto, hasta completar los 24,1 kilos presentados por una docena de pescadores, se pagó a 478 euros la angula viva y a 379 la muerta, lo que arroja un precio medio de 486,73 euros el kilo. La mayoría fue adquirida por Angulas Marifé, otro comercializador que también participó en la subasta de Ribadesella. Entonces se llevó un lote de 13,3 kilos a un precio unitario de 610 euros.

Aunque tenían claro que se iba a quedar por debajo del que abonó un restaurante gijonés en Ribadesella, los pescadores esperaban más. «Las expectativas tampoco son muy altas, pero esperamos que al menos llegue al del año pasado», suspiraba Pablo Riesgo antes del inicio de la subasta. Vecino de Pravia, realizó sus capturas, «medio kilo o algo menos», en la zona media alta del río, desde tierra. Este 'oscuro' -periodo en el que las condiciones para la pesca son más favorables- «se presenta un poco flojo, pero para ser el primer día tampoco está mal», añadió.

«5.000 euros es irreal, solo puede pagarlo un restaurante que quiera darse publicidad» La jornada inaugural se saldó con 24,1 kilos subastados a un precio medio de 486 euros

El gijonés Carlos de las Heras es uno de los pescadores con licencia para faenar en motora. «Igual traemos un par de kilos. ¿Qué si compensa? Cuando pescas, sí. El día que hay hay para todos y el que no para nadie». También presentaron sus capturas Antonio León y Marino Santos, unos ochocientos gramos pescados en el litoral gijonés, incluida la playa de San Lorenzo.

Pura Álvaré, insistió en su argumento. «Si hubiera venido algún restaurante dispuesto a pagarlo a un precio mayor, como sucedió el otro día en Ribadesella y aquí el año pasado, yo me alegraría. Pero no vino ninguno. La segunda angula es tan buena como la primera, y no estamos aquí para perder dinero. No sé si 509 euros es mucho o poco, pero nosotros, los que estamos aquí todos los días, no podemos pagar más». También incidió en que en la subasta de Ribadesella únicamente se cotizó a ese dineral el primer kilo y medio. La media se quedó en 1.039, y ahora está a 510, el mismo precio que ayer se pagó por la primera angula del año en La Arena.

La subasta se celebró a las nueve de la mañana y como es habitual, los pescadores presentaron sus capturas en común, de tal forma que el precio por kilo que perciben todos y cada uno es el mismo, el medio de la subasta descontando un 10% en concepto de IVA y el 5% de comisión que se queda la lonja. La temporada se prolongará hasta el 28 de febrero y en ella participan cerca de un centenar de pescadores. La pasada se saldó con 1.241 kilos subastados en La Arena a un precio medio de 406 euros el kilo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos