Aparece un misterioso fardo en la playa de Merón