Una apuesta por la investigación desde 1990

El Instituto de Productos Lácteos de Asturias fue inaugurado en abril de 1990 en una finca experimental que el Principado tiene en Villaviciosa. Cuenta con 1.800 metros cuadrados divididos en diversos laboratorios. La plantilla, formada por medio centenar de trabajadores, catorce de ellos científicos, lleva en marcha desde entonces dos principales líneas de trabajo. Una, centrada en la seguridad en los alimentos y la relación entre los alimentos y la salud. Además, el centro acoge a estudiantes universitarios que estudian para sacarse el doctorado. Recientemente, ha recibido el premio internacional Hipócrates por una investigación médica sobre nutrición desarrollada en colaboración con un grupo de pediatras de la región. Además, uno de sus investigadores, Abelardo Margolles, acaba de ser seleccionado para formar parte del programa europeo Horizonte 2020 y tienen en marcha un proyecto con varios queseros asturianos. Otro de sus objetivos es tener más presencia en las universidades.

 

Fotos

Vídeos