El Área Sanitaria reforma los espacios antiguos del consultorio de Cancienes

Las obras en el interior del consultorio finalizarán, previsiblemente, en septiembre. / MARIETA
Las obras en el interior del consultorio finalizarán, previsiblemente, en septiembre. / MARIETA

Los trabajos consisten en renovar la instalación eléctrica, mejorar los accesos al centro y el repintado de las consultas

S. G.CANCIENES.

El Área Sanitaria III está reformando los espacios antiguos del consultorio de Cancienes. Se trata de un proyecto que viene a completar el ejecutado en colaboración con el Ayuntamiento de Corvera para la implantación del servicio de Pediatría.

Los trabajos, que ya han comenzado, se espera que puedan estar finalizados en septiembre. «Lo más tardar octubre. Todo va según lo previsto», destacó el gerente del Área Sanitaria III, Enrique González. Las obras incluyen la renovación de la instalación eléctrica, ya que «el cableado era bastante antiguo y así aprovechamos a cambiarlo para evitar problemas posteriores», indicó González.

Además, se adecuarán los accesos a las diferentes dependencias y al propio consultorio para eliminar cualquier barrera arquitectónica que pueda existir. «Se trata de hacerlo totalmente accesible a las personas de movilidad reducida, teniendo en cuenta que hay mucha población mayor», detalló el gerente.

Por último, se culminará con el repintado de todas las consultas que se encuentran en la zona antigua, ya que las de la ampliación se han equipado y adaptado ya a las necesidades actuales del servicio. «Se trata de una puesta a punto de todo el consultorio. Como teníamos la parte nueva ya lista queríamos terminar de adecentarlo todo porque estaba algo deteriorado», comentó Enrique González.

En la anterior fase de obras, el Ayuntamiento de Corvera y el Principado de Asturias han invertido 85.000 euros. Con la ampliación, el consultorio ha pasado a disponer de 197,45 metros cuadrados, albergando dos nuevas consultas, una de ellas destinada al nuevo servicio de pediatría. Además de un aseo adaptado y pediátrico, un almacén y la correspondiente sala de espera pediátrica. La ampliación de las instalaciones se pudo llevar a cabo gracias al aprovechamiento de un local anexo utilizado anteriormente por la Asociación de Vecinos de Cancienes.

El pediatra era uno de los servicios más reclamados por los vecinos de Cancienes. En total se estima que hay censados unos doscientos menores en el área de influencia del consultorio, que ahora cuentan con atención sin tener que desplazarse al centro de salud de Las Vegas, como venían haciendo hasta hace unos meses.