«Arnao ya despuntaba como criadero de carbón en 1750»

El historiador Iván Muñiz documenta que entonces «ya se hablaba de Peña Arnao, una mina de carbón de piedra inmediata al mar»

J. F. G.ARNAO.

El historiador Iván Muñiz, director del Museo de la Mina de Arnao, ha descubierto nuevos datos históricos que constatan que a mediados del siglo XVIII, con anterioridad a la fundación de la Real Compañía Asturiana de Minas, en 1833, «Arnao ya despuntaba como criadero de carbón».

Así lo constata «un documento realizado en 1750 por Gómez de Bedoya, reputado doctor que se propuso escribir una Historia Universal de las Fuentes de España. Era un empeño quijotesco. Primero lo intentó enviando miles de encuestas a boticarios, médicos y cirujanos, pero el trabajo lo desbordaba y optó por una segunda estrategia. Contactó con dos médicos y les pidió que recorriesen las fuentes españolas para analizar sus propiedades, sin desdeñar otras noticias de interés», detalló el historiador.

El encargado de visitar Asturias fue Francisco Vallejo. «En sus recorridos incluyó Avilés, villa que describe como de 'moderada población, pero de un cielo muy alegre'. Inspecciona la fuente de la Cámara, que sitúa junto al convento de San Bernardo».

También fijó su atención en Arnao. «La descripción que realiza es concisa pero muy notable. Habla de la 'Peña de Arnao', que ubica en el concejo de Castrillón, como una mina de carbón de piedra muy abundante inmediata al mar. El que la denomine peña y la sitúe en la costa ratifica la identificación del primitivo yacimiento de carbón con los acantilados y rocas de la playa», indicó Muñiz

Otra cuestión relevante es la cronología de esta referencia. «Sabía que, tras algún intento fallido, la mina se encontraba en explotación hacia 1770, cuando abastece a espacios como El Ferrol, Cartagena o La Cavada y que desde entonces y hasta la llegada de los belgas habían existido distintos trabajos. Pero en este caso hablamos de una noticia anterior, hacia 1750, en un momento hasta ahora desconocido», recalcó el historiador.

Muñiz presentó hace dos años un estatuido, 'La Piedra Negra', que recupera por primera vez la documentación original de la mina de Arnao en el siglo XVI. En él ya avanzaba otros datos de ese período a caballo entre la aventura pionera de fray Agustín Montero, el descubridor de la mina de Arnao en 1591, y el siglo XIX. «Es un período que va completándose poco a poco, como una cadena genética de nuestra historia», concluyó el historiador.