El arte de los belenes triunfa en Villaviciosa

Varios vecinos observan y hacen fotos al belén de Nicolás Rodríguez, en la Fundación Cardín. / A. G.-O.
Varios vecinos observan y hacen fotos al belén de Nicolás Rodríguez, en la Fundación Cardín. / A. G.-O.

La Fundacion Cardín, la Casa de los Hevia, el monasterio de las Clarisas y la iglesia parroquial innovan para atraer a los visitantes

ALICIA GARCÍA-OVIES VILLAVICIOSA.

La tradición belenista de Villaviciosa ha ido saliendo poco a poco de los hogares para convertirse en uno de los mayores atractivos de la programación navideña del concejo. La creación, hace cuatro años, de la ruta de los belenes ha fomentado esta cultura, que cada año recibe la visita de miles de personas. La Fundación Cardín, la Casa de los Hevia, el monasterio de las Clarisas y la iglesia de Santa María abren desde ayer y hasta el próximo 5 de enero sus puertas para mostrar estas pequeñas obras de arte realizadas, entre otros, por los maliayos Nicolás Rodríguez y Ovidio Vecino.

La primera parada del recorrido es, como en ediciones anteriores, el belén de la Oliva de la Fundación Cardín, de cincuenta metros cuadrados y diez de largo. Nicolás Rodríguez vuelve a innovar incluyendo agua y modificando el montaje. La entidad ha apostado por segundo año por la colocación de un segundo nacimiento más pequeño. En esta ocasión, enfocado a los niños con figuras en movimiento.

Santons de la Provenza

En el caso de la Casa de los Hevia, el Ayuntamiento ha vuelto a contar con la colaboración de la Asociación Belenista de Oviedo. El belén hebreo se centra este año en oficios típicos de la época, aunque la principal novedad son los santons de la Provenza, figuras de barro típicas de esta zona de Francia, que el colectivo ha adquirido a través de un anticuario. Son piezas de más de sesenta años entre las que destacan los carros de gitano y otras más «señoriales» elaboradas en tela. También hay uno con playmobil.

Las monjas clarisas también han colaborado un año más instalando su tradicional belén, parada obligatoria antes de acudir a la iglesia de Santa María, último del recorrido, donde Ovidio Vecino lleva 48 años encargándose del montaje. Solo faltó dos años, mientras estuvo en el servicio militar. «Me presta mucho hacerlo. Me entusiasma que la gente pueda venir a verlo y le guste», asegura.

La ruta podrá visitarse hasta el próximo 5 de enero, todos los días, en horario de 12 a 14 y de 17 a 20 horas.

 

Fotos

Vídeos