El Arzobispado y los vecinos se unen para restaurar el cementerio de Trasona

El párroco de Trasona muestra el proyecto a los feligreses. / MARIETA
El párroco de Trasona muestra el proyecto a los feligreses. / MARIETA

Los propietarios de nichos pondrán 15 euros para los trabajos de las fachadas, mientras que desde Oviedo se han desbloqueado 60.000 para la capilla central

SHEYLA GONZÁLEZ TRASONA.

El cementerio de Trasona está catalogado por su valor arquitectónico e histórico. Los últimos años el camposanto ha sufrido un importante deterioro que ha llevado a los vecinos a quejarse en reiteradas ocasiones por el estado en el que se encuentra. Esta situación está muy cerca de solucionarse. El nuevo párroco y los feligreses se han puesto de acuerdo para aunar esfuerzos y sacar adelante varios proyectos de mejora.

La llegada del nuevo párroco a Trasona ha supuesto también un revulsivo para al patrimonio religioso. Constantino Bada lleva tan solo unas semanas como titular en la zona, pero ya se ha remangado y puesto manos a la obra para adecentar el cementerio y otras propiedades del Arzobispado. Se están realizando dos proyectos de manera paralela. El primero de ellos será sufragado por los feligreses y el segundo por la Iglesia.

Así, los propietarios de nichos en el cementerio se harán cargo de una derrama de quince euros por cada uno de ellos. Con ese dinero se arreglarán las fachadas. «Tenemos que consolidar el perímetro que está bastante deteriorado. Sobre todo en las cornisas de la fachada. Al ser un cementerio catalogado, la intervención en él debe ser mínima», explicó Constantino Bada. Lo primero que harán será recaudar el dinero necesario a través de una cuenta bancaria que se ha abierto para este fin, «después se pedirán los permisos pertinentes para poder llevarlo a cabo», explicó el párroco.

El segundo de los proyectos será más voluminoso y costoso ya que se centrará en el arreglo de la capilla central del cementerio. «En este caso éramos conscientes de que los vecinos no podían sufragarlo porque es mucho dinero», recalcó Bada. Estas obras están presupuestadas en cerca de 60.000 euros, que correrán a cargo del Arzobispado. «Acudí a ellos para que me liberasen los fondos. Sabíamos que don Severino, uno de los párrocos más queridos de Trasona, había dejado un legado a la diócesis y los vecinos nos pedían que se utilizara para esto», comentó.

Al estar catalogado el cementerio y también la capilla cualquier intervención en esta deberá contar con el visto bueno de Patrimonio. «Nos exigen que respetemos todos los elementos originales. Hasta la cubierta metálica exterior debe ser igual, pieza por pieza, por eso debe realizar la obra una empresa especializada», indicó Constantino Bada.

El proyecto está listo y ayer fue presentado a los feligreses en la misa de las seis de la tarde. Además, está previsto que hoy, en la de las doce de la mañana, se vuelvan a exponer los planos y los documentos para que todos los vecinos puedan conocer la intervención que se realizará en el camposanto. «Ya tenemos el proyecto, el presupuesto y yo ya tengo los papeles que debo presentar para pedir los permisos, que deben tramitarse ante el Ayuntamiento y también en el Principado», señaló el párroco, que destacó que «el cementerio es muy bonito, tiene una estética preciosa. Hay tumbas que hay que destacar, que solo se ven en la parte noble de La Carriona».

En este punto también se ha puesto en contacto con los herederos del Marqués de Peñalver, cuya tumba está en Trasona. «Se han mostrado dispuestos a adecentarla para destacar su gran valor. Yo tramitaría los permisos y ellos correrían con los gastos. Además, nos han hecho saber que la actual marquesa también tendría interés de ser enterrada aquí», comentó Bada.

El párroco destacó también la «implicación» de todos los vecinos. «Es una parroquia que se hace querer porque se implican mucho, todos quieren colaborar. Corvera tiene un patrimonio precioso y se están haciendo muchas cosas en poco tiempo», recalcó el cura. «Cuando llegué a Trasona les dije a los vecinos que me tenían aquí para todo, quería que vieran que no eran solo palabras, si no que son hechos. Queda mucho por delante, pero intención hay mucha y ya se están dando los pasos correctos», puntualizó.

Contenido Patrocinado