El Ayuntamiento, obligado a readmitir un extrabajador del plan de empleo

Uno de los trabajos elaborados por el Plan de Empleo. / LVA
Uno de los trabajos elaborados por el Plan de Empleo. / LVA

Se trata de uno de los participantes en el año 2014 que ganó en los juzgados la condición de indefinido no fijo que ahora se ratifica

S. G.NUBLEDO.

El Ayuntamiento de Corvera debe readmitir, por segunda vez, a uno de los trabajadores que participó en el Plan de Empleo del año 2014 en la categoría de albañil. Él, junto a otros compañeros, denunció entonces al Consistorio. Consiguieron entonces que se les reconociera el carácter de trabajadores municipales indefinidos no fijos.

Tras varios desencuentros judiciales, el Ayuntamiento lo incluyó dentro de la plantilla, pero posteriormente, en 2018, sacó dentro de la oferta de empleo público el puesto, tal y como fija la ley. Este proceso se hizo por el método de oposición libre y, aunque el trabajador afectado no recurrió la oferta, sí presentó un recurso contra el proceso al entender que debería ser de promoción interna, lo que facilitaría su acceso a la plaza, mientras que la convocatoria de oposición libre daba la posibilidad de participar en él a cualquier persona que cumpliera con las bases y pasase las diferentes pruebas del proceso.

El caso volvió a los juzgados de lo Contencioso-administrativo que fallaron a favor del Ayuntamiento hasta en dos ocasiones. El afectado decidió emprender otro proceso por la vía social, que le ha dado la razón obligando a la administración local a readmitirle en su puesto. Aunque el Consistorio recurrirá, mientras el caso se dirime en los juzgados, incorporó ayer al trabajador al servicio de Obras en calidad de indefinido no fijo como oficial de albañil.

El equipo de gobierno espera que todo se solucione pronto y ya contempla la ampliación del departamento. «Si gana el recurso esa plaza vacante será para él, pero nuestra intención es convocar una nueva oferta de empleo público con una vacante de albañil que se hará por oposición libre. Creemos que las personas que entran a trabajar en la administración deben hacerlo por concurrencia pública, donde todo el mundo parta con las mismas oportunidades», apuntan desde el equipo de gobierno.

En un caso similar se encontró otro de los trabajadores de ese plan de empleo de 2014. En su caso también denunció al Ayuntamiento consiguiendo ser readmitido, y aunque posteriormente la administración local lo despidió, consiguió que la sala de lo Contencioso declarase nulo ese despido al considerar que había una «violación de sus derechos fundamentales». Finalmente el Consistorio acabó por incluirlo dentro del servicio de Obras. La plaza de este segundo afectado también se convocó dentro de la oferta de empleo público recurrida.

Problema recurrente

Los problemas judiciales no solo atañen a Corvera. Se trata de vacíos legales que se derivaban de las antiguas bases que regían los planes de empleo. Muchos participantes denunciaban una vez finalizado su contrato y se les daba la razón por entenderse que los trabajos que ejercían durante el plan eran estructurales y no puntuales, como debían haber sido.

«Eso se atajó desde 2015. Desde entonces cada vez que convocamos un plan de empleo se hace con una memoria de trabajo. Ahí se detallan las tareas a ejercer, que nada tienen que ver con el que hacer de cada día del propio servicio para que no vuelvan a darse dualidades», matizan desde el equipo de gobierno local.