El Ayuntamiento paralizará la actividad hostelera en la casona de El Carmen

La casona de El Carmen, reconvertida en alojamiento. / MARIETA
La casona de El Carmen, reconvertida en alojamiento. / MARIETA

El establecimiento carece de licencias tanto de albergue como de restauración, y debe tramitar permisos ante Patrimonio

S. GONZÁLEZ SALINAS.

Denuncias vecinales y varios trámites municipales han sacado a la luz los problemas de licencias de la casona de la calle El Carmen de Salinas habilitada como albergue y establecimiento hostelero. Un nuevo gestor reabrió el establecimiento hace unas semanas, ofreciendo la opción de hospedaje, restauración y espectáculos aunque carece de licencia para todos ellos.

La casona, construida en 1890, está catalogada como inmueble de interés patrimonial cultural. Esto hace que se encuentre bajo una normativa diferente y más estricta, por lo que la documentación a tramitar para realizar en ella cualquier tipo de actividad es más ardua. Vecinos de la zona denunciaron ante el Ayuntamiento de Castrillón las actividades que se estaban llevando a cabo en ella. De manera paralela, el mismo Consistorio dictaminó hace unas semanas una orden de paralización de la actividad tras detectar la falta de permisos.

Los nuevos gestores de la casona iniciaron en el Ayuntamiento el cambio de titularidad, que les fue denegado pues el anterior propietario no había llegado a finalizar los trámites necesarios. Se ordenó entonces paralizar el negocio.

Paralelamente al cambio de titularidad, la empresa inició los trámites para conseguir una Declaración Responsable que les permitiese abrir, al menos, como albergue. Según apuntan desde el Consistorio, esta no es posible al tratarse de un bien protegido por lo que los gestores recurrieron al Principado en busca de ayuda para conseguir el documento. Una vez inician en la administración regional el papeleo, que no les daría opción a espectáculos o restauración, vuelven al Ayuntamiento sin advertir que aún no tenían el visto bueno.

Y no lo obtuvieron, pues la Comisión Permanente de Patrimonio les ha denegado la autorización y les emplaza a otra vía de tramitación, más larga y para la que se requiere mayor documentación. Esto obliga al Ayuntamiento a dictaminar una nueva orden de paralización ya que la anterior no ha sido respetada y de hecho los gestores siguen publicitándose. Se espera que la orden se haga efectiva en los próximos días.

A día de hoy carecen de cualquier tipo de licencia pero se siguen ofertando actividades y la opción de hospedaje. Algo que tienen prohibido desde hace semanas aunque en plena temporada alta en Salinas, el cierre les podría suponer importantes pérdidas económicas.

No ha sido la única denuncia presentada ante el Ayuntamiento. Ayer llegaba una nueva pero sobre la actividad que se está llevando a cabo en otra de las casonas de Salinas, en este caso ubicada en la calle Príncipe de Asturias. En este caso se quejan de las actividades al aire libre que se estarían llevando a cabo. Esta denuncia deberá ser estudiada ahora por el Consistorio. Aunque según apuntan ya cuenta con expedientes sancionadores abiertos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos