«El Ayuntamiento no puede mantener las anclas porque son de propiedad privada»

La alcaldesa aboga por un acuerdo con los custodios de las piezas del Museo Philippe Cousteau o por traspasar la cesión al municipio

J. F. G. SALINAS.

El Ayuntamiento de Castrillón «no puede llevar a cabo el mantenimiento de las anclas del Museo Philippe Cousteau porque no son de su propiedad. Del espacio público que ocupan -La Peñona-, sí, y de hecho lo hace, pero no de las anclas y del resto de piezas que son de titularidad privada. El Ayuntamiento solo puede intervenir en lo que es de titularidad pública», recalcó ayer la alcaldesa, Yasmina Triguero.

La solución, añadió, pasa «por llegar a un acuerdo que defina la responsabilidad de las partes o por cederlas al municipio y firmar un convenio con los actuales depositarios de la custodia de las anclas y demás elementos del museo para que puedan colaborar en su gestión. Creo que esta es la mejor opción. Nosotros estamos muy interesados en potenciar el museo, y nos preocupa la situación de deterioro en la que se encuentran algunas de las piezas. Queremos colaborar, pero lo público no puede intervenir en lo privado».

Las declaraciones de la alcaldesa se producen después de que La Cofradía de la Buena Mesa de la Mar, custodio de algunas de las anclas, denunciase que el Ayuntamiento le había solicitado que en el plazo quince días subsane los defectos que presenta el museo y que asuma su mantenimiento. Tal requerimiento ha causado profundo malestar en la entidad, hasta el punto de que algunas voces internas plantean que se retiren las anclas.

Triguero insistió ayer que en las actuales circunstancias «no hay ninguna cláusula que indique y permita que el Ayuntamiento se haga cargo de las anclas. Corresponde a los beneficiarios de la cesión. De hecho la Asociación Lepanto de Veteranos de la Armada acaba de restaurar la de la Fragata 'Asturias', que le fue cedida por la Armada. La Cofradía de la Buena Mesa de la Mar y la Fundación Philippe Cousteau tendrían que hacer lo propio con las que están bajo su custodia, pero insisto, nosotros estamos por la labor de llegar a un entendimiento», concluyó Triguero.

«Carencias y descoordinación»

El PP también se refirió ayer al asunto. Aboga igualmente por un acuerdo entre las partes, si bien apostilla que «todas estas carencias y descoordinaciones se habrían evitado si el gobierno local de IU no hubiera bloqueado tercamente la puesta en marcha y el desarrollo del patronato del museo, aprobado de forma inicial hace doce años al final del mandato del gobierno municipal del PP». La figura que plantea «además de darle personalidad jurídica, permitiría acceder a ayudas y subvenciones oficiales», concluye el portavoz popular.