El barroco clausura en Valdediós un ciclo de órgano «espectacular»

La iglesia de Valdediós repleta en el último concierto. /  A. G.-O.
La iglesia de Valdediós repleta en el último concierto. / A. G.-O.

La organista Susana Lastra y el trompetista José Forte logran reunir a más de 300 personas en el tercer y último concierto organizado por la Fundación Cardín

A. G.-O. VILLAVICIOSA.

«Espectacular. Magnífica». Enriqueta de Valdés, directora gerente de la Fundación Cardín no duda de que la octava edición del Ciclo de Órgano de Valdediós, que desde el pasado año organizan en colaboración con la Fundación EdP, haya sido una de las mejores tanto por la calidad de los músicos como por el número de asistentes. La iglesia del monasterio se quedó ayer de nuevo pequeña para albergar a las más de 300 personas que fueron a ver el último concierto del verano, que corrió a cargo de la organista Susana García Lastra y el trompetista José Forte.

Los bancos de la iglesia se llenaron en pocos minutos y el público comenzó rápidamente a ocupar los pasillos, encontrando asiento en donde buenamente podían. «No sé si es la más numerosa, pero sí se encuentra entre las primeras», afirmó De Valdés, quien destacó la importancia de contar en el concejo con un instrumento declarado recientemente Bien de Interés Cultural y del que dice «hay que mantenerlo vivo».

El concierto se centró principalmente en un repertorio barroco, sin renunciar a alguna incursión en la música del siglo XX. «Es un lujo contar con músicos de primer nivel internacional, que no podríamos traer sin la colaboración de EDP», afirma la gerente de la fundación maliaya. La Fundación Cardín ha iniciado los trámites para lograr abordar la reparación integral del órgano con el fin de poder dejarlo en las mejores condicione de cara a próxima ediciones. Una labor para la que necesitan el apoyo de otras administraciones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos