Cabranes diseña un plan con 60 obras que costará más de un millón de euros

Se llevará a cabo en un plazo de tres años e incluirá fondos locales, regionales y del programa europeo Leader

ALICIA G.-OVIES SANTOLAYA.

El Ayuntamiento de Cabranes ha puesto en marcha un plan de inversiones a tres años vista para llevar a cabo las obras más demandadas y necesarias para el municipio. El alcalde, Gerardo Fabián, inició la semana pasada una serie de reuniones con diversos consejeros y directores generales del Principado para valorar la participación del Gobierno regional y debatir la viabilidad de los proyectos presentados. Se trata, según explicó, de una iniciativa que superará el millón de euros y que contará con financiación municipal, regional y subvenciones de los fondos europeos Leader.

En total, se trata de sesenta actuaciones de diferentes ámbitos, desde obras de mejora en saneamiento, instalaciones municipales, parques infantiles y patrimonio. «Hemos intentado plasmar todas las necesidades del concejo y las demandas que nos han hecho llegar por parte de los vecinos. Algunas actuaciones ya se han realizado, otras empezarán este año y algunas se pondrán en marcha para 2019», explicó el alcalde. Hasta el momento, entre el Ayuntamiento y el Principado han ejecutado ya trabajos por un valor de más de 192.000 euros.

La primera de las reuniones tuvo lugar la semana pasada con el director general de Carreteras, José María Pertierra. El Principado ya ha realizado las expropiaciones necesarias para el desarrollo de la segunda fase de la carretera de Santolaya, CB-1, cuyas obras podrían arrancar en septiembre. El presupuesto ronda los 400.000 euros. El encuentro también sirvió para hablar de la mejora de la carretera de Piedrafita, CB-4.

Saneamiento y argayos

El Ayuntamiento también ha solicitado que se ponga en marcha el saneamiento de las parroquias de Madiéu y Arboleya, que supondrían una inversión de 98.000 y 144.787 euros respectivamente. El alcalde trasladará esta demanda en una reunión que espera mantener en las próximas semanas con el director generas de Obras Hidráulicas, con el que tratará además el deslizamiento de la ladera de Pandenes, cuya ejecución ya está en marcha a cargo del presupuesto municipal.

El alcalde se entrevistó ayer con la consejera de Servicios y Derechos Sociales, Pilar Varela. Fabián le trasladó la necesidad de cambiar la categoría del centro rural de apoyo diurno para convertirse en centro de día. Esto permitiría al Ayuntamiento recibir una subvención mayor del Principado y disminuir la carga económica de las arcas municipales, que en los últimos años han pasado de invertir 22.000 euros a más de 40.000. Para ello, son necesarios varios cambios estructurales en las instalaciones. La próxima reunión será el viernes con el consejero de Educación, Genaro Alonso.

El equipo de gobierno está también pendiente de recibir la autorización para empezar a disfrutar de los 60.000 euros que les han concedido de los fondos europeos Leader. Con ellos, se llevará a cabo la mejora de las escaleras de la iglesia de Viñón, la adecuación del bajo de las escuelas para albergar la sede de Protección Civil, la adecuación del lavadero de Candones y las obras en varios parques infantiles.