El PP de Carreño exige un informe sobre la viabilidad de las obras de saneamiento de Carlos Albo Kay

E. GARCÍA

El Partido Popular de Carreño exigió ayer al Ayuntamiento que elabore un informe «fiable e independiente» sobre la viabilidad de las obras de saneamiento de la calle Carlos Albo que determine si, como alegaron los propietarios, los trabajos para conectar a varias comunidades a la red pública no se pueden ejecutar dada su supuesta complejidad.

«Entendemos que antes de empezar a imponer multas coercitivas -de entre 1.800 y 2.400 euros- como ha amenazado el PSOE, debe quedar absolutamente claro si es viable o no hacer las obras», argumentaron, una cuestión que, a su juicio, queda sin dilucidar a pesar de que la concejala Cecilia Tascón explicó a EL COMERCIO que «la obra tiene la misma complejidad que pudiera tener la que realizaron para el edificio sito en el número 18 de la misma calle que ya cumplió lo ordenado y está conectado a la red».

Igualmente, el PP reprochó que «la resolución que conminaba a los vecinos a engancharse a la red de saneamiento se remonta al pasado mandato» y calificó el asunto de «enquistado».

 

Fotos

Vídeos