Casquita celebra su fiesta por San Blas y une lazos con Poreñu

La celebración en Casquita. /
La celebración en Casquita.

Los vecinos de Casquita celebraron el sábado las fiestas de San Blas en una jornada de lo más especial. Además de que el tiempo dio una tregua, la localidad maliayesa se hermanó con Poreñu. Nicolás López, de cuatro años, entregó a Lucía Miyar, de cinco, la imagen de la Candelaria que simboliza ahora la unión entre estos dos pueblos de Villaviciosa. Desde entonces la imagen se encuentra en la iglesia, al lado de la Dolorosa y San Blas. Se trata de una festividad por la que sienten gran devoción los vecinos, que comenzó con la misa solemne en la capilla oficiada por el párroco Carlos Capellán Montoto y que fue cantada por dos vecinas. A continuación tuvo lugar la tradicional procesión del santo y la subasta del ramu. La jornada concluyó con una animada espicha, la actuación del grupo Cuídome-Cuídame y los bailes.