El centro urbano de Luanco se renueva para recuperar la actividad comercial

Las obras de la calle Oviedo se encuentran muy avanzadas. / P. G.-P.
Las obras de la calle Oviedo se encuentran muy avanzadas. / P. G.-P.

En la calle Oviedo se han sustituido las conexiones de los edificios a la red de saneamiento y en la de La Cruz se colocarán reductores de velocidad

PEPE G.-PUMARINO LUANCO.

Las calles de Oviedo y La Cruz de Luanco se encuentran cerradas al tráfico. El motivo, las obras que cuentan con una inversión municipal de 124.000 euros y que tienen como objetivo la mejora y reactivación de ambos viales . La reurbanización de la calle Oviedo es la actuación más importante y ya se encuentra en la recta final de ejecución. Lo más importante de este proyecto es el trabajo realizado para la renovación de las conexiones de los edificios a la red de saneamiento. Según explicó el alcalde, Jorge Suárez, «muchos de los garajes de los inmuebles venían sufriendo inundaciones debido a las filtraciones de las tuberías del saneamiento, que estaban en mal estado. Por esta razón se procedió con la renovación de las mismas y la construcción de tres pozos de descarga en esta calle». Estos trabajos fueron ejecutados por el personal del Servicio Municipal de Aguas con un coste que superó los 24.000 euros, sin incluir la mano de obra y el IVA de los materiales empleados. El resto de las actuaciones consistieron en la ampliación de las aceras y la aplicación de una capa de aglomerado asfáltico con la correspondiente señalización al tráfico rodado.

El objetivo del proyecto fue dar respuesta a las demandas vecinales que reclamaban que su calle se igualara al resto de las del centro urbano, para recuperar así la actividad comercial. La inversión municipal en estas obras ascendió a 89.495 euros. Paralelamente, en la calle de La Cruz, los trabajos que se están realizando con una inversión de 8.000 euros, consisten en la colocación de elementos reductores de velocidad y hacer las aceras más accesibles. «Se aprovechó estas obras, que fueron solicitadas por las comunidades de residentes en esta calle, para rebajar el borde y adaptarlas al uso de las personas con dificultades físicas y movilidad reducida», señaló Suárez.

Subvención estatal

Dentro del plan de mejoras del casco urbano, el Ayuntamiento se acogió a una linea de subvenciones con cargo al 1% cultural que facilita el Ministerio de Fomento. Estas ayudas que disponen de una financiación bianual, se destinarán a la reforma de las calles del casco histórico entre la iglesia y la Plaza del Doctor Cors. «La intención es aprovechar esta subvención en la que la aportación ministerial será de 577.000 euros y la municipal de 163.000 euros, pero antes necesitamos el respaldo del Pleno», explicó el alcalde Jorge Suárez.