Las chicas de los recados de Illas

Las chicas de los recados de Illas
Conchi González y Álex Figueroa son las impulsoras de la empresa de recaderas de Illas. / MARIETA

Conchi González y Álex Figueroa montan una empresa para ayudar a los vecinos

SHEYLA GONZÁLEZ CALLEZUELA.

Acompañar a un mayor al médico, llevar a los niños a extraescolares o comprar los medicamentos necesarios en la farmacia. Son solo algunas de las tareas que Conchi González y Álex Figueroa están dispuestas a hacer por sus convecinos de Illas a partir de ahora.

Ambas han puesto en marcha una empresa de recaderas, que se presentó ayer en el CRAD de Illas. Es decir, ellas realizarán servicios puntuales para aquellas personas que los necesiten porque no cuenten con ayuda o tiempo para desarrollarlos por si mismas. Tras participar en un curso de la Escuela de Emprendedoras de Avilés decidieron poner en marcha esta pequeña empresa, que llevarán de manera conjunta, en Illas. «Yo soy de aquí y quería trabajar por el concejo. Nos dimos cuenta que era necesario recuperar esta figura al vivir en una zona rural. Tenemos un coche que nos permitirá desplazarnos y hacer recados fuera del concejo», comentó Conchi González.

Las dos mujeres trabajarán por horas. Es decir, llevarán a cabo pequeños trabajos de manera puntual. «Aunque cuando lo ideamos pensamos en las personas mayores, al hablar con los vecinos nos dimos cuenta que muchos de los que podrían necesitar de nuestra ayuda son parejas jóvenes con niños», comentó la emprendedora. Una vez testeadas las necesidades de sus convecinos se pusieron manos a la obra para iniciar el servicio, del que ya se puede hacer uso.

Aceptan casi cualquier encargo. Quizá los más habituales son los de acompañamiento, tanto de mayores como de niños, pero resaltan que «pueden pedirnos que les llevemos el coche a la ITV, ayudarles a pintar la casa, sacar el perro o abrir la casa durante las vacaciones, muchos servicios que son en sí mismos recados», comentó González, que destacó que «para poder poner en marcha la empresa fue fundamental contar con la confianza de los vecinos porque te pedirán cosas personales».

Ambas se muestran sorprendidas con el recibimiento de la gente. «Todo el mundo lo ve con buenos ojos, estamos muy contentas». Estos servicios se pueden contratar desde diez euros la hora, pero si el encargo lleva menos tiempo la tarifa se reduce a los ocho euros.

Temas

Illas

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos