Cien niños purifican Rodiles

Niños y adultos llenaron un gran número de bolsas con plantas invasoras. / A. G.-O.
Niños y adultos llenaron un gran número de bolsas con plantas invasoras. / A. G.-O.

Siete biólogos participan en la jornada y guían a los pequeños para que sepan diferenciar las especies que deben ser retiradas de las dunas y el arenal | Limpian el arenal de plantas invasoras con motivo del día del voluntario de La Caixa

ALICIA GARCÍA-OVIES VILLAVICIOSA.

La presencia de plantas invasoras en las dunas y el entorno de la playa de Rodiles se ha convertido en algo común desde hace varios años. Aunque son muchas las actuaciones que se han desarrollado en la zona con este propósito, controlar su expansión es complicado, ya que se trata de un arenal de mucho tránsito y las personas pueden funcionar como método de propagación. Con el objetivo de colaborar en esta lucha sin fin, la delegación de voluntarios de La Caixa en Asturias organizó ayer una jornada de limpieza en la que participaron casi un centenar de niños en situación de vulnerabilidad.

Ataviados con chubasqueros, los pequeños recogieron bajo una intensa lluvia todas las plantas invasoras que encontraron a su paso. Para saber diferenciarlas contaron con la ayuda de siete biólogos que les explicaron que «no hay plantas buenas y malas, solo están en lugares equivocados». Posteriormente, fueron divididos en varios grupos para poder albergar el mayor número de terreno posible. «No ha sido muy difícil, nosotros logramos llenar dos sacos y medio. Si no hubiera sido por la lluvia, sería mucho mejor», explicaron los niños tras finalizar la recogida.

La mañana continuó con varios talleres ofrecidos por Cogersa destinados a que los niños aprendiesen cómo se desplazan las semillas y así entender la forma en que las plantas se reproducen en una zona distinta a la autóctona. También se encargaron de detectar microplásticos en la arena que luego utilizaron para crear una ballena y algunos, incluso, jugaron a hundir la flota pero con imágenes de especies invasoras que pueden encontrarse habitualmente.

Tras la comida, tuvo lugar la entrega de premios del concurso de dibujo organizado por La Caixa y cuyo tema principal era 'para mi este día significa'. Los voluntarios fueron los encargados de elegir a los dos ganadores de entre todos los participantes, que ya traían la obra elaborada de casa.

La organización dedica cada año el día de los voluntarios a los niños, con los que organizan siempre una actividad medioambiental. «Es una forma de que salgan de su entorno habitual, disfruten y se involucren con el medio ambiente. Para ellos es muy importante», explica Cristina Prieto, delegada en Asturias. La entidad centra su trabajo en varias áreas: pobreza infantil, personas mayores, empleabilidad, educación financiera y salud. En la jornada de ayer participaron una veintena de personas.